Archivo diario: 18 de diciembre de 2012

El bulo en la era de la tecnolatría

Por VIKI COSTAS.— “Cada día salta un nuevo bulo a la red y se viraliza de tal forma, a través de las redes sociales y el posterior boca a oreja, que su desmentido acaba por ser una labor titánica, casi imposible para los que se empeñan en que se imponga la verdad. (…) El año que ahora termina ha sido terrorífico en esta materia…”

El bulo en la era de la tecnolatría

Por VIKI COSTAS.— “Cada día salta un nuevo bulo a la red y se viraliza de tal forma, a través de las redes sociales y el posterior boca a oreja, que su desmentido acaba por ser una labor titánica, casi imposible para los que se empeñan en que se imponga la verdad. (…) El año que ahora termina ha sido terrorífico en esta materia…”

Bab Al-Salameh, la última frontera (I)

Por JM LÓPEZ desde SIRIA.— El fotógrafo leonés retrata en Siria (donde aún permanece) las condiciones en las que están viviendo los miles de refugiados que esperan salir del país para huir de la violencia. “El campo de refugiados de Bab Al-Salameh, que en árabe significa ‘La puerta de la paz’, se ha convertido para 5.000 sirios en un callejón sin salida, donde esperan una paz que no acaba de llegar….”

Bab Al-Salameh, la última frontera (I)

Por JM LÓPEZ desde SIRIA.— El fotógrafo leonés retrata en Siria (donde aún permanece) las condiciones en las que están viviendo los miles de refugiados que esperan salir del país para huir de la violencia. “El campo de refugiados de Bab Al-Salameh, que en árabe significa ‘La puerta de la paz’, se ha convertido para 5.000 sirios en un callejón sin salida, donde esperan una paz que no acaba de llegar….”

Ojos bien cerrados

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— ¿Qué se puede hacer un jueves al caer la tarde en una ciudad como León? Pues acercarse a la cafetería del Hotel Quindós, a eso de las ocho, sentarse en un lugar tan confortable como acogedor, esperar a que empiece aquello… y disfrutar en vivo de las sorpresas que deparan el jazz y la improvisación tocados por un grupo de buenos músicos.

Ojos bien cerrados

Por VÍCTOR M. DÍEZ.— ¿Qué se puede hacer un jueves al caer la tarde en una ciudad como León? Pues acercarse a la cafetería del Hotel Quindós, a eso de las ocho, sentarse en un lugar tan confortable como acogedor, esperar a que empiece aquello… y disfrutar en vivo de las sorpresas que deparan el jazz y la improvisación tocados por un grupo de buenos músicos.