Niños limpiabotas

Por TOÑO MORALA.— Elías es el nombre de un niño que con siete años trabajaba por las tardes de limpiabotas; por la mañana su abuela lo mandaba a la escuela. La caja de betunes, cepillos y trapos para el lustre era más grande que él. Así podríamos nombrar a miles de niños que en aquella época de posguerra y hambruna, y ahora en muchos países, trabajaban duro, muy duro para sobrevivir.