Verano tibio

Por MAGDALENA ALEJO.— Mientras los festivales estivales de teatro intentan, a pesar de la crisis, subsistir con presupuestos mínimos en poblaciones pequeñas como Olmedo, Urones de Castroponce, Aguilar de Campoo o Ciudad Rodrigo… salta la noticia de que la Junta de Castilla y León se gastó 30.000 euros en el borrador de una Ley de Artes Escénicas en la región que nunca vio la luz.