¡Qué gran maestro es el teatro!

Por EMMA TEMPRANO.— Más allá de los focos y el escenario de la práctica profesional, el teatro nos educa, nos enseña, nos hace convertirnos en personas. Con el teatro desarrollamos empatía; reconocemos y representamos personas y situaciones distintas a nosotros y conseguimos llegar a entenderlos.