La tanga y el Caribe

Por TOÑO MORALA.— “El hombre tenía una espina clavada en el corazón y en el cerebro… ir al Caribe. Nunca pudo ser; por unas cosas o por otras no había sido posible. Llevaba tiempo rumiando una idea descabellada…”