Cobrar

Por LUIS GRAU LOBO.— “Desde su enaltecimiento como patrimonio mundial, Las Médulas no ha dado de sí más de lo que solía, que es lo mismo que daba por sí misma sin necesidad de tanta alharaca y órgano gestor y postulante. Sin embargo, ahora la ocurrencia es cobrar. Y ponerle puertas al campo, vaya.”