Documentales valientes en El Albéitar: ‘Arica’ y ‘El silencio de los otros’

El teatro El Albéitar de la Universidad de León (ULE) acoge este martes 25 de enero (20:15 horas) la proyección del documental del mes, ‘Arica’, en el que Lars Edman y William Johansson Kalen recogen más de 15 años de investigación sobre las terribles consecuencias de los vertidos tóxicos que la empresa Boliden realizó en Chile.

El miércoles 26 de enero, a la misma hora, se proyectara ‘El silencio de los otros’, premiado documental de Almudena Carracedo y Robert Bahar, en el que se relata la lucha de quienes quieren recuperar los restos de sus familiares asesinados durante el franquismo, que aún permanecen enterrados en fosas comunes.

La entrada será gratuita hasta completar el aforo de la sala, y las invitaciones se podrán recoger a partir de las 20:00 horas en la taquilla del teatro.

El documental ‘Arica’ relata una historia de investigación impactante sobre el vertido ilegal de residuos tóxicos en la ciudad chilena de Arica. Bebés con malformaciones, cánceres, abortos no deseados… las consecuencias fueron terribles para los habitantes de Arica, pero nadie quiere asumir responsabilidades. Boliden, la multinacional sueca responsable de los hechos, escondió durante décadas el desastre.

Lars Edman, un joven sueco de origen chileno, se interesó por el caso el 2009 y su investigación, junto con William Johannson, acabará llevando la poderosa empresa a los tribunales, pero el poder es capaz de todo para evitar asumir los costes de indemnizaciones millonarias.

Después de perder el caso en 2018 con una sentencia que finalmente favoreció a Boliden, la empresa rechazó el veredicto de los jueces chilenos sobre sus responsabilidades y despenalizó sus hechos, otra apelación fue desestimada en 2019. De momento, el tribunal supremo sueco no ha concedido a las víctimas de Arica el derecho de apelación, y Boliden amenaza con demandar a sus abogados para hacerlos pagar los costes legales, una suma que ronda los 5 millones de dólares.

Los directores del documental han explicado que su intención era “garantizar que las voces de los ciudadanos de Arica, afectados por los residuos fueran escuchadas”, y añaden que, aunque su historia se ha hecho conocida en todo el mundo, «continúan luchando para que se haga justicia”.

La empresa Boliden también contaminó en España

La mala fama de Boliden viene lejos, y también afectó en España. El desastre ecológico en el parque natural de Doñana, que contaminó el río Guadiamar el 1998 y trastornó la sociedad española, se produjo por un derrame tóxico de la multinacional.

Las aguas del Guadiamar fueron contaminadas, afectando a unas 4.300 hectáreas aproximadamente de vegetación forestal. También llegó a afectar el parque nacional de Doñana. El 2002 se cerró la vía penal de este hecho, también sin culpables, a pesar de que la Junta de Andalucía demandó a Boliden para recuperar el dinero invertido en la limpieza de residuos.

María, que después de 70 años seguía poniendo flores a su madre en la cuneta. Fotograma de «El silencio de los otros».

:: Sobre ‘EL SILENCIO DE LOS OTROS’

La proyección en El Albéitar, el miércoles 26, de ‘El silencio de los otros’ (Coproducción España-Estados Unidos-Francia-Canadá – 2018 – 95 minutos), es una propuesta de la ONG AEGEE-León.

El documental, dirigido por por Almudena Carracedo y Robert Bahar, revela la lucha silenciada de las víctimas de la dictadura del General Franco, que continúan buscando justicia hasta nuestros días. Filmado a lo largo de seis años, sigue a las víctimas y los supervivientes del régimen franquista.

‘El silencio de otros’ recoge una serie de historias individuales para examinar las consecuencias de la ley de Amnistía de 1977 y el llamado ‘Pacto de Olvido’, que marcaron la Transición española. Habla de aquellos cuyos familiares fueron lanzados a las cunetas o enterrados en fosas comunes aún pendientes de exhumación, de los que fueron robados al nacer o tienen que ver cómo sus torturadores se pasean por la calle impunemente.

En España hay 2.500 fosas comunes

Durante todo el documental vamos conociendo a muchas personas que de una manera u otra han sufrido estas consecuencias, porque no tenemos que olvidar que en España hay 2.500 fosas comunes. Desde el año 2000 que se empezó a buscar a los desaparecidos, se han encontrado más de 8.000 personas. Muchas de esas fosas están debajo de edificios emblemáticos y sobre todo debajo de carreteras, como una de las que salen en la película en el pueblo de Buenaventura, donde echaron a la madre de María Martín el 21 de septiembre de 1936. Más de 70 años después, María seguía poniendo flores en la cuneta, en el punto kilométrico donde está su madre.

La pareja de directores no ha querido tampoco mostrarnos muchos datos, sino reflejar el dolor y la lucha de todas las personas que directa o indirectamente sufrieron esta barbarie. Hay que reconocer la valentía que han mostrado, todo lo que muestra es sobrecogedor y los testimonios ponen la piel de gallina. Aparte también se nombran a todas aquellas personas que sufrieron torturas por su forma de pensar y todos esos padres y madres que les robaron a sus hijos nada más nacer.

El documental, que ha ganado numerosos premios, es un potente recordatorio de que las heridas del pasado no se curan ignorándolas, y que tarde o temprano lo infectan todo.

 

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.