El cuentista

...

Por TOÑO MORALA

—“¡Érase una vez… un pez tan grande, que no cabía en las manos de un gigante…!”

Así comenzaba uno de aquellos maravillosos cuentos que el niño cuentista repartía por las casas tan llenas de pobreza y soledad. En realidad, era un niño muy especial, a pesar de no tener aún nueve años; pero siempre estaba sonriente y alegre. Ayudaba en todo en la casa y, después de realizadas las labores encomendadas, se ponía a inventar cuentos y fábulas, y las escribía con letra redonda y de vez en cuando también dibujaba árboles, casas de madera con chimenea y, flores, muchas flores. Aquella tarde se había dejado llevar por los sueños, y entró de lleno en uno de ellos; en el mismo, estaba escuchando al hada de los cuentos… y de pronto se estremeció… estaba contando las mismas historias que él había inventado… se quedó sin palabras… cuando despertó, encontró en su libreta un nuevo dibujo pintado y un cuento maravilloso… nunca entendió lo que había sucedido.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: