Más caridad pero no claridad en el Vaticano

Por ANTONIO BERMEJO PORTO.— “El nuevo Papa ha anunciado que quiere una Iglesia pobre para los pobres. Así que –evocando las virtudes teologales– se tiene fe en que haya más caridad en las finanzas pero no esperanza de más claridad en las cuentas, con lo que seguiremos sin saber quienes son y a qué se dedican los socios qué tienen las monjitas en sus libretas de la Banca Vaticana”.