El bucle español

Por LUIS GRAU LOBO.— “Nos han desangrado, han quitado todo lo que teníamos a los padres de los padres de nuestros padres y ¿qué ha hecho por nosotros este gobierno social-comunista, separatista, incompetente, feminista, bolivariano y antiespañol?…”.

El dilema, al fin

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Debemos agradecer a Trump, Díaz Ayuso, Bolsonaro y demás visionarios que nos recuerden con nitidez si estamos dispuestos a soportarlo. Se han vendido menos coches este mes de abril que en un solo día de la vieja normalidad. Los coches, ahora, son recomendables. Las bicicletas también, pero esa es otra historia…”

Regresa el pasado como suele

Por LUIS GRAU LOBO.— “Los aficionados a las ficciones basadas en hechos reales se preguntan cuánto tardará esa novela o esa película que dé cuenta de esta calamidad, que la convierta en algo relatado, asumible, algo que consiga someter la alucinación. Eso ya se ha hecho…”

Un árbol que cae

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La comparación con momentos anteriores no deja de ser una manera de jugar a las adivinanzas y revela que aún no sabemos nada y no hemos tomado la medida. Que nuestros políticos sigan comportándose como si tal cosa, confirma esta suspicacia. Los bulos también (…)”.

Los malos

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) ¿y los malos? ¿Dónde están los malos? (…) Me refiero a los malos de verdad, a los que están siempre pero que en momentos como estos crecen por esporas, se aprovechan más aún de las circunstancias y de nuestro enternecido corazón (…)”.

La historia no se repite

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Pienso en aquellos días terribles, en aquellas gentes entregadas a dioses de piedra y llantos inconsolables, cuando escucho a don Fernando Simón y siento confianza en sus palabras, me reconforta el crédito que inspira cada comparecencia suya pese a enfrentarse con un enemigo invisible tan fiero o más que aquel…”

El año sin primavera (un cuento chino)

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Al principio, muchos lo tomaron a broma. Les parecía menos grave que cosas ya conocidas, menos que los desastres que sucedían en países extraños o en los libros de historia. Listillos. Las cosas importantes suelen empezar así, sin que se sepa bien cuándo o cómo o por qué, sin que se sepa qué hacer después…”

Parada y fonda

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La necesidad de certezas económicas y sociales para todos no puede depender de una economía voluble, regida por multinacionales y avaros. A la vuelta de este parón y fonda, tal vez sea el momento de cambiar muchas cosas….”

Conspiravirus

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Beneficios: Rejuvenecimiento y descenso demográfico. Estabilización del nivel de vida en los niveles individuales y comunitarios del inicio de la operación. Terminación de permeabilidad entre las clases sociales. Aumento indefinido de capitales en constante concentración…”

Despojamiento

Por LUIS GRAU LOBO.— “Existen dos maneras de acabar con la autenticidad de una costumbre ancestral, de un monumento en el sentido amplio de esa palabra –el lugar concreto donde anida un hecho cultural–: su banalización y un exceso de celo en su conservación que provoque su fosilización…”.

Provincias jubiladas

Por LUIS GRAU LOBO.— “El pasado domingo calles principales de esta provincia se llenaron de ciudadanos clamando por soluciones, sin concretar cuáles y acompañados de políticos que han dejado pasar los trenes de los que ahora reclaman paradas…”.

Alquimí paradójico

Por LUIS GRAU LOBO.— “¿Qué es un alquimí? ¿Quién querría ser alquimista pudiendo ser alquimí? ¿Qué es un alquimista paradójico? ¿Alguien que desprecia el oro? (…)”.

Atardece poco a poco

Por LUIS GRAU LOBO.— “A mí también me gustaría ser intelectual, porque no tengo nada que perder. (…) Pero no. Vivo en León y aquí no hacemos más que ‘flashback’. Mayormente a la Edad Media, que de entre todos los pasados es el que tiene mejor alzamiento de hostia y, sobre todo, de copón. Y qué bonito es León.”.

Mundo fronterizo

Por LUIS GRAU LOBO.— “El mundo empequeñece, por eso cada vez necesitamos más fronteras. (…) El tiempo también se acorta. Hacemos nuestras tareas de maneras más rápidas, que no mejores, pues inventamos nuevas formas de trabajar que en lugar de simplificarlo complican todo proceso hasta que su fruto se desvanece y somos incapaces de alcanzar el viejo orgullo de lo terminado”.

Fitur 2120

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) en aquel tiempo mucha gente iba a sitios lejanos comportándose como un bárbaro, yendo y viniendo a lo loco, con prisas y pantalón corto, avasallando a la población local que solía mirar a los turistas con desprecio. Usaban, además, transportes que contaminaban muchísimo y nada de ello les aprovechaba en la vida corriente…”

Generación materna

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Que su generación fue aplastada por la guerra y la postguerra inmediata tan solo es una frase que de tan utilizada se ha quedado hueca, saqueada por novelas, películas y tópicos tan del gusto de quienes rebuscan en sufrimientos ajenos para dramatizar un presente por fortuna mucho más anodino…”

Estampas bucólicas y sin embargo navideñas (y 4): Política de carreteras

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Discuten sobre la inutilidad de la inversión desperdiciada en esta carretera, en este asfalto entre árboles que acaba de repente sin llegar a ninguna parte. Censuran que operaciones como esa sean solo intentos absurdos por redimir las tierras despobladas del interior, que ahora llaman España vacía o vaciada, tanto da. Qué vergüenza…”

Estampas bucólicas y sin embargo navideñas (3): Noche de paz

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) El técnico regresó. El mismo tipo taciturno que pertenece a una contrata y nada sabe de las maquinaciones. Intentó arreglarlo, pero la avería estaba fuera, en la calle, en la caja de telefonía común a todo el pueblo. Quizás la lluvia de esos días. O las heladas. Quizás el mero paso del tiempo… Que será difícil, confesó. Las instalaciones son viejas, no se preocupan por repararlas. Etcétera. Que le llamarán. Al móvil….”

Estampas bucólicas y sin embargo navideñas (1): El coche del dinero

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) El coche del dinero, dice una de las mujeres cuando suena desde la carretera un vehículo que aún no se divisa. (…) El vehículo aparca junto al grupo, una oficina móvil en una especie de minibús. Pertenece a una entidad bancaria que hace poco compró a la de siempre, esa que los vecinos siguen mencionando para referirse a la nueva…”

Cambio climácico

Por LUIS GRAU LOBO.— “El efecto global de la actividad reciente del ser humano sobre el clima del planeta fue demostrado hace más de medio siglo por un maestro de Cardedeu (Pere Comas) durante sus paseos en el Vallès Oriental y por los agricultores de los kibutz de Israel, gota a gota. Solo unos cuantos necios, seguramente encubriendo intereses espurios, se atreven a negarlo ya”.

Democracia subrogada

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) parece haber surgido otro elector distinto a los votantes nuestros de cada día del que poco se habla. Hablo de las consultas a los afiliados y/o simpatizantes, a las llamadas ‘bases’ de los partidos…”.

Naufragio de una ilusión

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Venecia siempre fue una metáfora y un presagio del mundo; ahora también. Entre la lista enorme de avisos que nos lanza el planeta entero, este es el más palmario, el más estético, una sugestiva y penosa premonición…”.

Perspectiva histórica

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Se repite mucho que somos lo que fuimos, pero no es cierto. Lo que fue ya no es, pero el último servicio de los que fueron consiste en regalarnos una sobria lección. Uno de esos regalos se exhibe a conciencia y detalle en la exposición que habita el Museo de León durante los dos próximos meses”.

La España de atrás

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Ahora que ya es tarde, preparamos congresos, tertulias y sesudos informes sobre motivos y circunstancias acerca de los pueblos españoles en vías de extinción preguntando qué, cómo, cuándo, dónde o por qué en una actitud parecida a como tratan los colonizadores a los aborígenes, con la condescendencia y presunción que se emplea con un sometido…”.

La era de la indignación

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La política continúa ensimismada en sus partidismos, mientras se cuecen lejos de ella problemas que los ciudadanos no entienden por qué se perpetúan…”.

Profanación constante

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Respecto a los que afirman que no era el momento, ¿cuándo lo ha sido en estas cuatro décadas? Y para quienes ponen pegas, ¿están de acuerdo en que había que hacerlo sí o no? Está hecho. Una cosa menos. Ahora hablemos de los millones de pobres, de las pensiones, de la justicia, de la corrupción, de todos esos temas tan importantes. Sin esa losa”.

Amor verdadero

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Alguna vez creyó tenerlo, identificarlo, y quizás fuera así, aunque desde que tomó conciencia de la búsqueda y de su dificultad, se le escurre entre los dedos. Quizás porque no puede atraparse si se persigue ya que no es predecible ni lógico…”

Exorcismo laico

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Cuando todo parecía encaminarse a un desenlace tipo ‘fue un sueño de Resines’, el prior de la basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha perpetrado un MacGuffin de manual: que no cuenten con él para dejar entrar a los que vengan a cumplir la ley, dice.”

Excusa divina

Por LUIS GRAU LOBO.— “Muchas personas de bien han acudido estos días a manifestaciones clamando por detener el desastre, pero muchos más eligen que les representen quienes lo ignoran o eligen Notre Dame. (…) Tenemos a las puertas un Armagedón de verdad, un milenarismo sin chistes, un acabose preavisado que no nos creemos a pesar de su retransmisión…”