Las siete maravillas del mundo leonés / #7 / Control de gálibo

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección de opinión veraniega, titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “(…) Este edificio se transfigura en caja de resonancia perfecta de la creación contemporánea, con su liviandad y gravedad unísonas, su armonía cromática, un paradigma implícito y explícito que arraiga en el pasado, concretamente en la catedral de León…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #5 / Rien ne va plus

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “—Ejem, ejem. ¿Se me oye? ¿Sí? Podemos empezar. Gracias por vuestra presencia. Esta es una convocatoria ilusionante, uno de esos días en que los políticos nos aplaudimos a nosotros mismos por servir a los ciudadanos. Ejem. Una encrucijada de caminos, un nudo gordiano, una espada de Damocles, ya me entienden…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #4 / Memorial del convento

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “A la busca de refresco para la canícula convendrán en que los monasterios españoles son lugares frescos: el frío es lo que mejor guardan. Lo lamentaba Quevedo después de que, en paños caseros y sin explicación previa o posterior, lo trajeran a San Marcos de León a purgar su lengua, tan retorcida como, en ocasiones, venal…”

Las siete maravillas del mundo leonés / #3 / Siestina en la sixtina

Por LUIS GRAU LOBO.— El autor continúa con su sección veraniega titulada “Las siete maravillas del mundo leonés”: “(…) Déjate de libros, mira esta otra web, dice que además este sitio fue la cuna del parlamentarismo. Hala. Ríete tú de los griegos, los ingleses, la revolución francesa y no sé qué habla también de unos vikingos. Todo falso. En este mismo sitio fue…”

Con un chis

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Ahora cualquier entrometido esgrime su derecho a opinar para defender una insensatez, como si la ley de la gravitación fuera opinable o tuvieran el mismo valor las palabras de un especialista que las de un fanático. Eso sí, las difunden desde aparatos que funcionan gracias a todo eso que refutan…”

El elefante muerto

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La monarquía se sostuvo en un origen divino o se defiende por razones estéticas. Lo primero sucumbió a la razón, lo segundo entró en el terreno de lo kitsch hace tiempo…”.

Ante la enfermedad

Por LUIS GRAU LOBO.— “Ahora que la plaga cede y el número de afectados mengua casi tan deprisa como aumentó, podrían reconocerse tres actitudes básicas ante la enfermedad de los demás. El que mima, el que ayuda y el que abronca…”.

El bucle español

Por LUIS GRAU LOBO.— “Nos han desangrado, han quitado todo lo que teníamos a los padres de los padres de nuestros padres y ¿qué ha hecho por nosotros este gobierno social-comunista, separatista, incompetente, feminista, bolivariano y antiespañol?…”.

El dilema, al fin

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Debemos agradecer a Trump, Díaz Ayuso, Bolsonaro y demás visionarios que nos recuerden con nitidez si estamos dispuestos a soportarlo. Se han vendido menos coches este mes de abril que en un solo día de la vieja normalidad. Los coches, ahora, son recomendables. Las bicicletas también, pero esa es otra historia…”

Regresa el pasado como suele

Por LUIS GRAU LOBO.— “Los aficionados a las ficciones basadas en hechos reales se preguntan cuánto tardará esa novela o esa película que dé cuenta de esta calamidad, que la convierta en algo relatado, asumible, algo que consiga someter la alucinación. Eso ya se ha hecho…”

Un árbol que cae

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La comparación con momentos anteriores no deja de ser una manera de jugar a las adivinanzas y revela que aún no sabemos nada y no hemos tomado la medida. Que nuestros políticos sigan comportándose como si tal cosa, confirma esta suspicacia. Los bulos también (…)”.

Los malos

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) ¿y los malos? ¿Dónde están los malos? (…) Me refiero a los malos de verdad, a los que están siempre pero que en momentos como estos crecen por esporas, se aprovechan más aún de las circunstancias y de nuestro enternecido corazón (…)”.

La historia no se repite

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Pienso en aquellos días terribles, en aquellas gentes entregadas a dioses de piedra y llantos inconsolables, cuando escucho a don Fernando Simón y siento confianza en sus palabras, me reconforta el crédito que inspira cada comparecencia suya pese a enfrentarse con un enemigo invisible tan fiero o más que aquel…”

El año sin primavera (un cuento chino)

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Al principio, muchos lo tomaron a broma. Les parecía menos grave que cosas ya conocidas, menos que los desastres que sucedían en países extraños o en los libros de historia. Listillos. Las cosas importantes suelen empezar así, sin que se sepa bien cuándo o cómo o por qué, sin que se sepa qué hacer después…”