Honra a Collins

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Cuando nuestro tiempo se entrega a famas y notoriedades de campanario, a la admiración majadera de personajillos y la exaltación de personajes fachosos en todos los ámbitos de la vida pública, incluido el relato del pasado, quizás sea preciso recordar que el mundo se construye gracias a los ‘collins’, aunque la gloria, ese capricho, sea para los ‘armstrong’.”.

Topografía del encomio

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Mientras se niega reconocimiento debido a una de las pocas etapas de nuestra historia en que pudimos levantar la cabeza a la altura de unas convicciones aún defendibles, se eleva a ciertos altares a personajillos detestables, como la mayoría de los que tan copetudamente se convierten en idealizadas estatuillas o pomposas placas en calles y plazas. (…)”.

Principio activo

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Si no fuera por su abuso de la jerga y cierta petulancia en las expresiones, la literatura médica sería uno de los géneros dilectos del gran público. Pero no, los españoles (y quién sabe cuántas naciones más) nos vanagloriamos de no leer los prospectos médicos con una mezcla de suficiencia y temor ante el qué dirán (los prospectos (…)”.

Un poquito de consideración

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) No erijan esa horrible escultura dedicada a la Semana Santa. Llévenla al museo del tema o a cualquier interior, pero no la planten en la calle a la vista de todos para los restos. Un poco de consideración. También para la propia Semana Santa”.

Florilegio de la moción

Por LUIS GRAU LOBO.— “Mucho se dijo y ya menos se va diciendo (la actualidad se marchita, la atención se dispersa) sobre la fallida moción cortesana. Poco fiable en boca de los políticos, tan mudables a su vez. ¿Qué sumario queda? ¿Qué sentencias podrían contenerla, explicarla, ilustrarla? Probemos alguna, caso por caso…”.

La o y el canuto

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Socialismo o libertad. O comunismo y libertad, que ya no sé dónde se llega. Esto lo dice Carlos Jesús desde el planeta Raticulín y tiene un pase por su mucha omnisciencia, pero que lo diga un político de la tercera década del siglo XXI solo puede interpretarse como un chistecito rancio sobre hordas bolcheviques o el preludio de una avenencia con la ultraderecha que hace muy poquito nadie se hubiera atrevido a mencionar o imaginar. (…)”.

Aznar, el precursor

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Es ese señor que da lecciones de estadista universal allí donde le abran la chequera de par en par el que afirma no haber sabido lo que sucedía en el partido que presidía mientras se financiaba en negro, ni lo que sucedía en el mundo y en su país en el peor momento de su gobierno (…)”.

El saloncito de tía Reme

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Dispuesto a todo por hacer de Ordoño II la salita de estar de la ciudad, nuestro ayuntamiento estaciona fruslerías de mesa-camilla en un ejercicio de modernidad cursi y, por supuesto, de mucho e histórico legado. De la falta de proyecto de ciudad a menudo habla la falta de medida en los detalles (…)”.

Vidas paralelas

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Francisco Igea es nuestra Esperanza Aguirre terracampino. Una Espe por desbastar, algo gruesa y calva como Castilla y León (Castilla gruesa y León calva) y que no sonríe apenas, no vayan a confundirse los diagnósticos con las ocurrencias (…)”.

Inmatricula que algo queda

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Lo habrán leído: de 1998 a 2015 (ojo a tan ‘burbujeantes’ fechas), bajo el amparo del una ley hipotecaria del gobierno de Aznar y una norma franquista, los obispos han procedido tal que notarios —¿para cuándo una reclamación de los colegios de notarios por usurpación de funciones?— y han inscrito, sin audiencia pública, a hurtadillas, cuantos bienes terrenos y construcciones afirmaban poseer acreditándolos con su propia firma (…)”.

‘El cristal y las sombras’, un libro de Luis Grau Lobo “sobre museos y otras ilusiones”

Por ELOÍSA OTERO.— Hay libros que se leen con auténtico placer. El cristal y las sombras. De museos y otras ilusiones recoge una serie de conferencias que Luis Grau Lobo —arqueólogo, historiador del arte y director del Museo de León desde 1990— ha ido dictando durante los últimos años y que tratan acerca de los museos y la museología, de sus problemas y de las dificultades que afrontan, de lo que fueron y lo que son y, en fin, de cuál es su función y por qué son necesarios…

Los ojos del futuro

Por LUIS GRAU LOBO.— “Suelen los recién nacidos tener el iris de un azul oscuro, un punto marengo, color fascinante sin relación con el que después, cuando sean capaces de ver el mundo, adquirirá definitivamente (…)”.

Los padrinos

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Solo ese tipo de olvidos y la desagraciada costumbre de asociar a los partidos políticos un comportamiento similar a los grupos mafiosos podrían explicar que las últimas revelaciones del extesorero del Partido Popular, involucrando desde la fundación del mismo por Manuel Fraga hasta el último presidente de gobierno de ese color, no deriven en un escándalo de proporciones conclusivas para esa organización (…)”.

Angustia

Por LUIS GRAU LOBO.— “El aguacero arrecia y en los alrededores del hospital acentúa la sensación de cataclismo a punto de suceder o recién concluido. (…)”.

Jacobofobia

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Resulta revelador que cuando el mundo rural de esa España vacía por la que tanto se clama, reforma algo, lo ‘moderniza’ a base de imitar burdamente lo urbano en lugar de mantener sus propios valores. Lo mismo en el Camino: deja de ser camino para convertirse en una ruta turística más”.

Marejada

Por LUIS GRAU LOBO.— “Al principio fue la curva. Emergió sin apenas rumor, arqueando el horizonte con una pendiente mansa, un lomo elástico que ascendía y ascendía. La montaron, como surfistas improvisados y ascendieron a su cresta con miedo al fin, en cuanto divisaron lo lejos, allá abajo, que había quedado el lugar donde brotara (…)”.

Estimado Donald

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Lo tuyo ha sido una ‘rave’ a lo grande. Incluso a Filomena has superado en la parrilla del telediario. Un crack hasta el final. Gracias a ti recordamos que la pandemia más grave es la tuya, y será más difícil salir de ella. (…)”

Generación de hierro

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Ellos saben qué hay que hacer y qué no, y también que algunos de ellos morirán en el intento, como sucedió siempre, y que serán menos cuanto menos aspavientos y distracciones pongamos en el camino y más nos comportemos como los adultos que procuraron fuéramos, evitándonos los sufrimientos a los que ellos debieron acostumbrarse (…)”

Estampa pascual

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) La megafonía emite un villancico de Bing Crosby que pellizca la garganta y puede hacerte llorar en un instante sin que sepas por qué. Cuesta evitar esa tentación (…)”

Macedonia para navidad

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Todo se ha vuelto más que líquido, según pronosticara Bauman, gaseoso. Salimos asaz fumados de una realidad que los noticieros avientan hacia el hastío tenso de nuestras vidas, zarandeadas por la indecisión inmóvil del asno de Buridán. (…)”

Cronicón regio, culebrón real

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Triunfa ‘The Crown’, serie que supuestamente enoja a la monarquía británica (que ‘hace saber’ su malestar) a causa de su verosimilitud. Se clama por advertir a la plebe de que se trata de un artefacto de ficción. ¡Qué mayor artefacto de ficción que la propia monarquía! (…)”

Un memorial en San Marcos

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) El hecho cierto es que ese memorial existe, y que si se situase otro en el Parador –institución que nada tiene que ver con el museo– refrendará y tal vez mejore un gesto ya efectuado y vigente. Lo cual, por descontado, nunca está de más”. Un artículo de opinión del director del Museo de León, relacionado con la petición de la ARMH, suscrita por decenas de firmas, reclamando un memorial en el Parador de San Marcos.

Tráfico de arte

Por LUIS GRAU LOBO.— “Cada vez que salgo al campo y oigo en la lejanía el balido de las ovejas y el tintineo cacofónico de los cencerros recuerdo los insólitos proyectos de la galería Tráfico de Arte y su aventurado impulsor, Carlos de la Varga. Entonces el mundo era joven porque éramos jóvenes y el arte contemporáneo entusiasmaba de forma laboriosa y dominical (…)”

Muere Dios cada día

Por LUIS GRAU LOBO.— “(…) Lo dijo Guardiola: no importa qué hizo con su vida sino lo que hizo en las nuestras. La definición de la santidad….”

La ciudad tapada

Por LUIS GRAU LOBO.— “Con frecuencia ellos y sus nuncios, vicarios y administradores se desprecian mutuamente, e incluso llegan a odiarse quienes componen el mismo sanedrín, pero reaccionan ante cualquier desviación como un solo ser (…). No son, con todo, quienes gobiernan, pues las riquezas cambian de mano y han de plegarse a ellas…”

La ciudad invisible (a Calvino)

Por LUIS GRAU LOBO.— “La ciudad conjura su afeamiento repitiéndose lo hermosa que llegó a ser. Pero esa afirmación carece de fundamento y se trata más bien de una alucinación construida de ansiedades, el lenitivo para un presente anodino y un futuro gris…”

El otro muro

Por LUIS GRAU LOBO.— “Todos conocemos a alguien cuyo carácter nos recuerda a Donald Trump sin necesidad de recurrir a los gobernadores civiles del franquismo o a algún que otro cargo público actual…”

La congoja de Aquiles

Por LUIS GRAU LOBO.— “Estos meses se están marchando demasiados y, salvo excepciones, estamos haciendo lo que nos dicen que hagamos para que no suceda. Muchos de ellos han anticipado el desmoronamiento de una generación a la que somos conscientes de pertenecer…”

La piedra y el virus

Por LUIS GRAU LOBO.— “Las redes sociales han venido a homologar esa superficialidad del discurso en un nuevo canon de la comunicación que los políticos utilizan con fruición contraproducente. Cada vez que tuitean una máxima, anuncio, diatriba o ‘apuesta’ convierten un pensamiento elaborado en un pedrusco. O en un virus…”

Cuentas pendientes

Por LUIS GRAU LOBO.— “Las cuentas con el pasado deben saldarse o se convierten en caja B. Para la desgracia del país, la derecha española no ha liquidado esas deudas, ni las antiguas ni las recientes…”

Primer diagnóstico

Por LUIS GRAU LOBO.— “Cada vez que alguien privatiza o ‘aligera’ un servicio público para que funcione mejor, no solo lo privado no lo hace, sino que lo público funciona mucho peor y debe cargar con el lastre. Alguien se forra gracias a ello…”

As Time Goes By

Por LUIS GRAU LOBO.— “Recién incorporado al trabajo, mis amigos del gremio me previnieron de que el subsuelo arqueológico se solía arrojar a las escombreras sin miramientos: un aparcamiento subterráneo reciente lo demostraba….”

Bicicletas para todo el año

Por LUIS GRAU LOBO.— “Cuando ayuntamientos como el de León ponen en marcha carriles bici por fortuna no vienen a dar solución a la proliferación o atolladero de bicis, sino que buscan solucionar el de coches con una opción, casi la única factible en nuestros días…”