Karim Benzema no tiene pilila

karim-benzema
Karim Benzema.

Por LUIS MIGUEL RABANAL

No vayas amablemente hacia esa suave noche.
DYLAN THOMAS

Esto, que digo yo que de noche no me moveré de la garita noroeste por si se le ocurriera pasar por aquí a Estebancito a dar la murga, que para entorpecer el trabajo de rastreo del hampa y el dispendio de maría es único, follar todavía no es delito pero ya veremos cómo en unos meses, y no hablemos de mi determinación pasajera o no tan pasajera, en el ínterin, de empaparme los apuntes de Procesal para paliar la vigilancia y el estrépito porque me lavo el culo con Vernel, como coreaba constantemente el Heliodoro, el felizmente ya palmado jefe de personal en Alcañiz, que no me importaría ascender a comandante, jeje, y encima, o debajo si se ha de hablar con propiedad, está el hedor que desprende el matadero de ovejas o pollos o caniches, cualquiera sabe la dimensión de este desastre, el hijo no ignora que su padre lleva a sus espaldas un pasado como mínimo difícil, por eso lo de ganar tiempo en modo alguno seguro que vendría a ser la forma de aniquilar el empalago, o el puto estrés, de la guardia dominguera que me aguarda, un día sí y otro también, depende de las ganas de joder del maestro armero que anota en el tablón mi nombre, Jacobo mientras más grande Jacobo Jacobo más bobo, aunque podría ocurrir lo contrario, que un despiste, una cereza, le hiciese resbalar al patrón y darse un porrazo en el tobillo y pasar de baja la semana el muy culé, pero no, a seguir elaborando mentalmente listas, como gilipollas, listas de mossos anónimos que entran en la sala jurídica a estampar allí su menosprecio en forma de tú te riges por las ordenanzas de Tortosa y sanseacabó, miedica, y se marchan y se van derechitos a introducirse en su Seat León color negro noche interminable de vuelta a la familia, de vuelta a esa mujer sin rulos, hosti tú, despierta, Pujol, a lo lejos parece que se quiere intuir un movimiento sospechoso, concretamente en la calle Jardí dels Poetes, y del comisario aún nada, de vuelta al amor con Selene, presumía el lunes él, la dulce y misteriosa, la muy puta, en fin, que a veces me da por prevaricar, aquel de la derecha es Saúl Carrasco, el de los coches de choque de las tragaperras de las pipas de los pases nocturnos de nocturna lencería, y a su lado el Pep Alonso, el armador de relojes de enorme precisión, lo peor  es que de noche la vista se cansa de mirarse a uno mismo porque me lavo el culo con Mirinda, como repetía constantemente Juan Carlos, el recadero del periódico incivil donde a diario se hacía mención del fútbol con chocolatinas y cigalas dado que nuestro fútbol es impracticable, entre tanto en Mercantil hay problemas insolubles y es que yo fui siempre amigo de calculadoras y de Legos, rociador de la realidad con sprays de fresa que jamás se terminaba, en el pasillo de atrás un hombre fortachón gesticula y de soslayo se lleva las manos hacia el medio, no hay armas como las armas del Yuan, relucientes afiladas sin estigmas, en cambio Antoine no me deja ni a sol ni a sombra, me devuelve los prismáticos y se dispara al cubalibre de JB como si nunca hubiese visto un ascensor sanguinolento, las pruebas imaginadas del delito, huellas recicladas para concluir estos informes de locos de remate, he aquí las carantoñas del quinto espadachín de Skyler Muns que yace en su dormitorio igual que una célebre ensayista de comedias en los bares, quiero pensar que hoy no nos vamos sin cotejar la estratagema del agrimensor, el del cohecho, y sin querer en el campo nou la pulga se deshace de unos y de otros y reparte las asistencias necesarias, no me jodas, aquello no es lo que tú crees, se distingue bien el cabello revuelto de una dama muy bien aprovechada, no me jodas, M. Paredes se abre paso entre esa multitud de borrachos acicalados, contempla su porte altivo, filiación, el domicilio no es el correcto domicilio, la violencia no viene al caso en actuaciones semejantes, no me jodas, la serenidad tampoco es la línea a seguir después del forcejeo de Paula y de Saúl, Leo es extraordinario, de noche las historias son historias azules que se dilatan sin consenso, aquellas pisadas del sanador en la moqueta de A., los mocos esparcidos las pulseras esparcidas los sesos esparcidos, y una nueva imaginaria para el lunes en el Museo Romano number 13 de la ciudad, el señor Argenta vestirá casco sin penacho o como se llame lo de arriba, yo la falda esa ni pensarlo, o sea que el estudio convenido tampoco será muy razonable porque me lavo el culo con Bilore, como mareaba constantemente Abelardo, el cónsul honorario aquel de los tapujos especialista en trueques y marcas del Tirol o de Tasmania, no importa no importa, en cuanto deje la pistola en la taquilla me voy a emborrachar con brío a lo de Blanca, ojo, que el Land Rover se mueve a las tres y cuarto, coño con el horario posicional de los cojones, Rambla Nova adelante, a ver si sabemos respaldar al colega de una vez, Bartomeus, la diferencia entre el ser y el estar es harto afortunada, que ya lo dejó escrito en la pizarra el presidente del gobierno autónomo, allí en el parque la noche es menos noche, menuda vigilancia, fútbol es fútbol ahora y siempre y viene a cambiar los neumáticos de invierno el chico que leía demasiado debido a que nos espera una persona modificada prolijamente entretenida, el peligro es de color rojo pasión, aquí me las den todas, a dormir y que luego de una cabezada a lo lejos no haya nada que temer, Jaume Vidal, ocúpate tú de la grabación hasta que, a lo lejos precisamente se oye un fondo marino que da gusto, cosa de sirenas preciosas que se suben a las rodillas del fulano para intercambiar sobre ellas la información que jamás manejaremos, las malas artes de mirar al otro descalabrarse a conciencia porque me lavo el culo con Red Bull, como insistía constantemente la Brigitte, la ex compañera de Brecht el alemán, el malo, parece buena gente, no da una al derecho, no tiene pilila, mejor, mañana más.

(El Brequin Vaz de Tarragona)

Luis Miguel Rabanal 2014

1 Comment

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .