Carta a la Melancolía

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por TOÑO MORALA

Aquel hombre flaco y dubitativo, de ojos libres, pero tristes, se posó sobre el banco en el parque, y me rogó le escribiera una carta… no me importó en absoluto hacerlo.

Querida Melancolía:

La presente es para comunicarte mi total tristeza por tu desaparición (imagino momentánea) de mi vida. No entiendo que después de tantos años siendo grandes amigos y con esa afinidad en todo y para todo, de repente desaparezcas sin ni siquiera despedirte. De la noche a la mañana me has abandonado… quizás sea culpa mía; ese escepticismo y pesimismo que me ronda desde hace tiempo, ese no saber tratarte como siempre a causa de mi egoísmo y de mi patético miedo… tu recuerdo anima las horas de soledad y silencio… la nostalgia me juega malas pasadas… te recuerdo cuando juntos paseábamos en los otoños de hojas muertas… aquellos bailes del viento con las ramas en noviembre… en aquellos inviernos de escarcha y niebla, y mientras caminábamos juntos, las gotas del deshielo caídas de las ramas desnudas, retumbaban sobre las hojas como tambores de niños pobres. También recuerdo aquellas alboradas detrás del horizonte que tanto nos gustaban… y los círculos del agua en el río cuando un pez salía a alimentarse… o aquellos pájaros que se posaban sobre nuestros hombros desnudos en el bosque, cuando nos mimetizábamos… también recuerdo la brisa peinando a las amapolas entre la mies… cuando éramos parte de la vida.

Sin ti… estoy como perdido en este mar de galeras sin puerto al que arribar… a la ventana ya no viene la lagartija a comer las sobras del pan migado de los gorriones… las lágrimas sin ti ya no son lo que eran… y sabes que no soy orgulloso, que cedo y pido perdón… vuelve cuando quieras, sin prisa… igual estás en el corazón de otros amigos y amigas necesitados de ti… no importa… pero vuelve… vuelve… y no me dejes a la intemperie de esta soledad tan acompañada, en esta ruta hacia la desesperanza extrema.

Así finalizó la carta aquel buen hombre; me dijo que la remitiera a la dirección del viento… y que la echara al correo de Tam Tam Press, y así lo hice.

Un Comentario

  1. Una carta muy emotiva..ha debido ser duro !!!!!

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: