Un único poema, un único verso: Pequeño Uni/Verso

Por CAMINO SAYAGO

El artista interdisciplinar, y profesor de Medios Audiovisuales e Imagen y Sonido, Benjamín Santos Sáez presenta en Tam Tam Press su proyecto “Pequeño Uni/Verso”. Una colección de fotografías que utilizan el desenfoque para mostrar el universo de lo pequeño en la naturaleza: sugerentes flores, frutos y hojas, surgidos del azar y del juego con la luz. Su obra se resume en la micro exploración del entorno real que nos rodea, del que venimos, al que pertenecemos, y que a veces parece que hemos olvidado.

El proyecto Pequeño Uni / Verso de Benjamín Santos Sáez (Segovia, 1980), se configura como un verso frente a la estrofa de la que forma parte. Es parte de un único poema, que da sentido a un único verso. De ahí, el título de Pequeño Uni / Verso.

Este trabajo se complementa con otras imágenes, “Entresijos de la naturaleza: Flores y Frutos”, que forman parte de la misma investigación del autor y que también son el resultado de la implementación e investigación del medio natural y creativo durante los dos últimos años. “Las flores y la naturaleza más cercana nos inspiran cada día para seguir sonriendo y viviendo. Para sentirnos vivos”, asegura Benjamín Santos Sáez. Sobre este proyecto añade que “trato de mostrar la belleza de las pequeñas cosas, y de lo cercano. Es un intento de reivindicación del respeto al medio natural, al que también pertenece el hombre y el cual cumple su misión para la existencia de la vida en el planeta”.

La treintena de instantáneas que componen esta investigación plástica funcionan como una alegoría de la unidad, inetegrada por toda la naturaleza, y en la que están incluidos todos los seres vivos. Alegoría esta, que incluye también la imaginación y creatividad de las pequeñas cosas que nos rodean. Que a veces hablan por sí solas si aprendemos a entender lo que la naturaleza nos comunica. Pues en palabras del artista segoviano “La naturaleza continuamente reclama de nuestra atención”.

La doble naturaleza de la luz

“La luz, y su comprensión, es el elemento fundamental para poder captar estas imágenes”, según Benjamín Santos. En este sentido, la doble naturaleza de la luz, primero como partícula y segundo como onda electromagnética, así como la forma en la que el ser humano ve este reflejo de la luz en los cuerpos, son la esencia de su investigación.

Su lenguaje hace hincapié en los desenfoques continuos y a la utilización de una profundidad de campo límite o cero. Así, las imágenes parecen inicialmente formas definidas y figurativas propias de la técnica macro fotográfica y luego se adentran en el mundo de la abstracción.

Cada fotografía contiene unos significados narrativos que complementan la secuencia o cadencia de imágenes. “Todas las imágenes conforman un todo, pues se trata del Universo de lo pequeño, y de lo ínfimo, aquello que a veces pasa desapercibido pero que nos aporta belleza y nos ayuda a ser felices”.

El artista no sólo ha tenido en cuenta la creación y técnica fotográfica, sino también la sinestesia del color y las técnicas de composición en imagen descritas por la psicología de la Gestalt. “También el lenguaje cinematográfico y del cómic, lenguajes importantes estos últimos, para su comprensión al ser considerados “elípticos”, y en los que el espectador experimenta un efecto denominado persistencia retiniana, reconstruyendo los espacios negros que pasan delante de sus ojos. Importancia destacada, pues es el propio espectador el que tiende a encontrar un significado lógico a aquello que no logra entender, y es este el que debe reconstruir las partes ausentes de las figuras que se evocan en estos desenfoques”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cada desenfoque narra formas visuales que sirven de guía para  para entender el Pequeño Uni / Verso que describe. “Se necesita una implicación psicológica del espectador para que, en cada imagen, éste pueda observar la imagen propuesta y así lograr ver el mundo imaginario de Pequeño Uni / Verso, en el que nos encontramos con todo tipo de seres y paisajes de muchos de nuestros cuentos y leyendas, así como en nuestra propia imaginación y creatividad”.

Explica el autor que cada fotografía atraviesa el género documental pues se trata, añade, de fotografías que muestran fragmentos de la naturaleza (flores, frutos, hojas…), pero que sobrepasan estas fronteras de forma artística para encontrarse con el género narrativo de la ficción.

El proyecto plantea qué es la realidad y lo qué es la ficción. “Si tuviera que elegir un género para denominar mi trabajo, diría que es fotografía social de ciencia ficción a la vez que fantástica. Pues incluye e integra a la naturaleza y la botánica (ciencia) en el texto del medio artístico y narrativo de la fotografía (ficción)”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Metáfora visual

Las imágenes propuestas por el autor se pueden interpretar de muy distintas formas. Todo depende de la subjetividad y creatividad de cada uno. “A modo de metáfora visual, tras los bellos paisajes de las montañas mágicas y de los laberintos de flores de diversas formas y colores,  se encuentra un Pequeño Uni / Verso, donde habitan duendes, genios, hadas, brujas y dragones, así como monstruos y otros seres fantásticos. Personajes y paisajes que habitan en el interior de cada ser humano”.

Los personajes intereaccionan. Se multiplican y componen escenas insólitas, como que una flor nazca de un cascarón de un huevo de un ave, fotografía esta, que ha dado lugar a una nueva investigación fotográfica del autor en el medio de la naturaleza, en el que se inspira. “Cada imagen deja plasmada la caracterización de un personaje propio de un cuento o leyenda, a su vez que retrata de forma artística algo bello de la naturaleza más pequeña, aquella que a veces no reparamos o no nos paramos a observar. Y aquella parte de la vida a la que le quitamos importancia, y que tratamos a veces de ínfima, cuando sin embargo lo que se muestra es su carácter sublime”.

Sobre Benjamín Santos Sáez

Artista interdisciplinar independiente y profesor de medios audiovisuales e Imagen y Sonido en diferentes instituciones públicas de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Es licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Salamanca, diplomado en Gestión y Administración Pública, además de titulado en Gestión Cultural y Especialista en Historia y Estética de la Cinematografía por la Cátedra de Cine de la Universidad de Valladolid, desarrollando su memoria final de investigación sobre la búsqueda de la felicidad y el azar en la belleza y estética en el medio y el encuentro cinematográfico, tutorizada por el Catedrático en Historia del Arte Fernando Huerta Alcalde.

Acerca de Camino Sayago

Periodista leonesa

  1. Antonio

    Una forma muy original y bonita de interpretar la naturaleza a través de su abstracción y color, dejando la interpretación poética al espectador .Buen trabajo Benjamín.

  2. Fernando Huerta

    Un milímetro de enfoque nos introduce en otra dimensión

  3. Pingback: Nota acerca de la obra de Benjamín Santos Sáez y la exposición Pequeño Uni/Verso (2018). Fotografía de hadas y seres mágicos. – Benjamín Santos

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: