¡… Tenía que ser Cheiw…!

El famoso chicle Cheiw de peseta.
El famoso chicle Cheiw de peseta.

Por TOÑO MORALA

¡…. Cheiw Junior… tenía que ser Cheiw…! Así comenzaba una de aquellas publicidades del chicle más famoso de este país de aquella fábrica Damel. La cuestión era que no había niño o niña que al salir de la escuela y, teniendo la propinilla a mano, no comprara en el quiosco más cercano algún chicle de la marca Cheiw; los había de múltiples sabores, pero el de fresa era el más vendido, el que más gustaba. Y venga a darle a las mandíbulas sin parar; algunos metían hasta tres o cuatro a la vez en la boca y, casi, costaba respirar. Se hacían competiciones para hacer los globos más grandes. En aquella ocasión, fue una niña la que hizo el globo más grande que jamás el que les escribe vio. Tan grande que apenas se la veía la cara, hasta que el gracioso de turno fue y lo reventó, con tan mala suerte que el chicle se pegó por el pelo también… la niña no sabía qué hacer y empezó a sollozar levemente; al rato apareció la madre con aires de… —¡Cómo te pille, te mato! Ya saben el final, a cortar el pelo a la niña… y al día siguiente, vuelta con el chicle en la boca. —¡…. Cheiw Junior… tenía que ser Cheiw…!

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .