Outsiders en PhotoEspaña 2016: Miroslav Tichý y Vivian Maier

Sin título. c. 1960-80 © Miroslav Tichý, VEGAP, Madrid, 2016

Sin título. c. 1960-80 © Miroslav Tichý, VEGAP, Madrid, 2016

La XIX edición de PhotoEspaña se celebra entre el 1 de junio y el 28 de agosto de 2016. Reseñamos aquí dos de las exposiciones del amplio programa que se puede ver en Madrid: la de Miroslav Tichý, un indigente que construía sus propias cámaras de fotos con material de desecho, y la de Vivian Maier una niñera que no publicó nunca una sola foto y que se ha convertido en un referente de la fotografía norteamericana del siglo XX.

Por GERARDO LÓPEZ LÓPEZ
@gerloplop

Madrid.— La vida de Miroslav Tichý (1926-2011) es un camino constante hacia el aislamiento y la marginalidad mientras su trabajo refleja una extraordinaria sensibilidad, una gran preocupación por el proceso fotográfico y pictórico y un profundo amor a las mujeres como únicas musas de toda su obra. Tichý abandonó la escuela de Bellas Artes de Praga tras la entrada del régimen comunista y ahí empezó su vida casi de ermitaño que le procuró el calificativo oficial de enfermo mental y numerosos ingresos en instituciones psiquiátricas. Pero lejos de tratarse de un loco él era muy consciente de su forma de vida, se trataba de una actitud política de rechazo a la complicidad con el sistema que le tocó vivir. Mantuvo su coherencia hasta el final de sus días; cuando su trabajo fue reconocido y valorado internacionalmente le dio la espalda al éxito, al que consideraba uno de los valores de la sociedad de consumo que no le interesaba en absoluto.

Cuadro Miroslav Tichý.

Cuadro de Miroslav Tichý.

Tichý es desde el principio un pintor, la muestra comienza con uno de sus cuadros, hasta que deja la pintura en la década de los 60 tras fabricarse su primera cámara, sin embargo nunca la abandonará completamente ya que en todo su trabajo fotográfico, tal y como señala la comisaria de la muestra, Pía Ogea, “Tichý utiliza el dibujo y la luz para recalcar y ensalzar los detalles que más le interesan. Es un pintor que retrata de forma pictórica a través del objetivo de su cámara”.

Delicadeza en los enfoques, búsqueda del detalle, intervención en las imágenes en el proceso de revelado y la investigación en torno a los fallos que se generan, hacen que las imágenes de este singular fotógrafo checo te envuelvan en su particular universo poético, romántico, escéptico y apasionado. Es la obra de un hombre libre al que le gustaba rodear a sus imágenes de una aureola casi mágica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vivian Maier (1926-2009) se ha convertido, desde que se descubrió su obra por casualidad en 2010, en el referente de la fotografía de calle en todo el mundo, pero sin embargo pasó toda su vida sin publicar ni una sola foto y prácticamente nadie las había visto jamás. Maier trabajó de niñera entre Chicago y Nueva York y dedicaba todo su tiempo libre a retratar la vida urbana de estas dos ciudades en un periodo que abarca desde finales de los años 30 a los primeros años del siglo XXI.

El trabajo de Maier se centra en la vida ordinaria, retrata lo banal y lo corriente para extraer las esencias de la vida urbana norteamericana. Los personajes de la calle, los niños, los ancianos, las mujeres, los sucesos, los grandes edificios, los desfiles y las fiestas, la moda, todo desde su mirada equilibrada, apasionada por los niños, irónica en ocasiones y siempre con una técnica impecable. En la exposición se muestran un total de 120 fotografías y nueve películas en Super8 que dan una idea de lo monumental y extraordinario de un trabajo que ha tenido una influencia capital en la fotografía contemporánea.

El autorretrato es uno de los capítulos que más llaman la atención de la exposición y es que Maier es una verdadera experta en aprovechar con una gran belleza cualquier oportunidad para retratarse a sí misma a través de reflejos y sombras. En algunos retratos también superpone su propio rostro en un juego de identificaciones y de búsqueda de su propio ser.

También los niños y los ancianos son protagonistas de buena parte de las imágenes de la fotógrafa, que revela sus preocupaciones y también de forma sutil deja claras sus simpatías y antipatías llegando incluso a “chocarse” accidentalmente con algunos de los fotografiados para aprovechar las muecas de estos a la hora de retratarlos. La muestra termina con una sección dedicada a las últimas fotografías de Maier en las que el protagonista indiscutible es el color; en ellas la fotógrafa, ya al final de su vida, investiga y juega con el espectro cromático.

  • “Vivian Maier. Street Photographer (Fotógrafa de calle)”. Fundación Canal (Mateo Inurria, 2. Madrid)

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: