Astorga exhibirá una de las colecciones epigráficas romanas más importantes del noroeste español

Lápida romana

Lápida romana perteneciente a la colección epigráfica asturicense.

Desde astorgaredaccion.com

Astorga mostrará próximamente una de las colecciones de lápidas romanas más importantes del noroeste de la Península Ibérica —ya que la más importante, sin duda, se encuentra en el Museo de León, cuya colección es muchísimo más grande y amplia—. El Ayuntamiento de la capital maragata procederá a la instalación de un sistema de almacenamiento de su colección epigráfica romana que permitirá la visualización de las lápidas, además de ofrecer la posibilidad de convertirlo en un lugar visitable para especialistas e investigadores. La colección, integrada por 36 lápidas, se alojó hasta abril de 2002 en el Museo de los Caminos y desde entonces permanece en un almacén municipal.

La colección epigráfica municipal de Astorga —compuesta por 36 lápidas, más aquellas que forman parte de la exposición permanente del Museo Romano, 9 en total— estuvo instalada, junto con las lápidas propiedad de la diócesis, en la planta sótano del Museo de los Caminos, dedicada al mundo romano. Allí se pudieron contemplar hasta el día 19 de abril de 2002 en que fueron recuperadas y trasladas a un almacén municipal.

En fechas próximas, la ciudad contará con un almacén visitable que albergará esta colección, la más importante del noroeste de la Península Ibérica si se exceptúa la del Museo de León, que con más de 130 piezas es una de las mejores mejores de España, junto con las de Mérida y Tarragona.

En este almacén el Ayuntamiento tiene previsto colocar las piezas, la mayoría de gran porte, sobre unos soportes de madera que actúen a modo de atriles. De esta forma, se dará cobertura a la solicitud de una comisión de expertos que está realizando una revisión del Corpus Inscriptiones Latinarum (CIL) por toda Europa.

Para la realización de esta obra, el Ayuntamiento maragato se ha acogido a la convocatoria de subvenciones del Instituto Leonés de Cultura (Diputación de León) para la Mejora y Equipamiento de Instalaciones Culturales y Museos, habiéndosele concedido la cantidad de 4.884 € para financiar el coste total, que asciende a 10.175 €.

La historia de la rica colección epigráfica asturicense —de la que también forman parte aquellas que son propiedad del obispado— comenzó cuando el Ayuntamiento de Astorga decidió, hacia mediados del siglo XIX, habilitar como jardín público un espacio situado en el ángulo sudoccidental del recinto amurallado, que era denominado como ‘La Sinagoga’. Una vez levantado su muro de cierre se colocaron, a ambos lados de la puerta de acceso, cuantas inscripciones se habían recogido, hasta entonces, en las dependencias municipales. Allí estuvieron, desde la inauguración del Jardín de la Sinagoga, en 1840, hasta que en 1901 se llevaron de nuevo al Ayuntamiento, pues la intemperie las estaba dañando seriamente.

Desde esta especie de “museo municipal”, al que tenían acceso los estudiosos y los eruditos locales, la colección fue trasladada al Palacio Episcopal, en base al acuerdo que el Pleno Municipal adoptó en sesión ordinaria celebrada el 19 de agosto de 1910.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: