La espera

Cancamusa 29. Abril 2017. © Fotografías: José Ramón Vega.

El fotógrafo José Ramón Vega y el poeta Víctor M. Díez continúan con su original sección creativa para TAM TAM PRESS. Se titula “CANCAMUSA” y tiene periodicidad mensual. Cancamusa es un término utilizado, con frecuencia, en el mundo de la magia y que viene a significar: dicho o hecho con que se pretende desorientar a alguien para que no advierta el engaño de que va a ser objeto. El mecanismo de la sección consiste en la propuesta, por parte de Vega, de tres de sus fotos, en principio, inconexas entre sí, sobre las que Víctor M. Díez debe escribir, improvisar, armonizar un texto que cree un trampantojo poético. Nada por aquí, nada por allá. Sin trampa ni cartón. ¿Dónde está la bolita?

Aquí va la vigésimo novena entrega:

La espera

Fotografías: JOSÉ RAMÓN VEGA
Texto: VÍCTOR M. DÍEZ

CANCAMUSA (Abril 2017)

© Fotografía: José Ramón Vega.

Él dijo. Alguien espera con ansiedad. Él dijo que a las dieciséis horas estaría aquí. Él dijo, pero ¿Quién lo cree? Cruzaré la ciudad a pie si es necesario, dijo. Él dijo. Llevo horas esperando. Él dijo. Siempre la misma historia. Miro por la ventana cada cinco minutos. Vete, tú, a la barbería esa. Tienes que coger la mercancía, eso es lo importante. Pero él lo dijo. Ya, ya… Él dijo. Shhhh, calla, oigo sus pasos sobre los adoquines. Mujer, estamos en el piso diez. ¿Y? El prometió… Vete a por la mercancía. Tengo miedo de dejarte sola. ¿Tienes miedo?

© Fotografía: José Ramón Vega.

Un corte a lo Kennedy, me dijo. Es fácil decir eso. El cliente manda, claro. Lo que no soporto es que no lleguen a la hora que han marcado ellos mismos. Cuando enciendes un cigarrillo llega el autobús. Voy a salir. Dieciséis quince, dijo. Y lo repitió tres veces. No, no se refería al precio, saben que son veinte dólares, precio fijo. Un corte a lo Kennedy, parecía un snob. Que por qué lo de la barra de los tres colores. Se sabe. Le dije que no sabía. Es una tradición. Fuck! Cuando termine este pitillo voy a cerrar. Qué se creen estos listillos de la quinta avenida. Me dijo claramente a las dieciséis quince. Siempre la misma historia. Ya cuando me dijo qué corte quería sabía que no era de fiar. No ha venido a la hora que él dijo. Mira tío, no vino a recogerlo… ¡Qué mierda!

© Fotografía: José Ramón Vega.

Son dos. Ella llamativa y él con un tupé a lo Kennedy. ¿Qué coño de detalles son esos? Lo notarás, me dijo. Eso dice él, por aquí pasa un montón de gente. ¿A lo Kennedy? Pero, ¿Qué cojones? Esto parece una serie chunga. Los reconocerás, me dijo. Ya, qué fácil. Y luego esos chistes malos sobre mis pies. Te puedes echar la siestas en tus pinreles, son como barcas, dijo. ¡Y te tienes que reír! Que te dé el paquete. Ja, ja, já. Un tipo con tupé a lo Kennedy. Si no le disparan de camino, le dije. Eso no le hizo gracia. El humor es sólo es para los jefes.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: