Algo huele a podrido en el Musac mientras la Junta niega lo evidente

Por ELOÍSA OTERO.— Las reacciones ante la dimisión de la directora del Musac, Eva González-Sancho, se suceden en cascada. Los trabajadores del museo han denunciado este jueves el estado de deriva actual del centro como consecuencia de las “prácticas irregulares en la gestión”, señalando como responsables tanto a la Junta de Castilla y León como a la Fundación Siglo. También el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) denuncia “la intromisión de los poderes públicos” y expresa su apoyo a González-Sancho.