El séptimo continente

Der siebente kontinent

Por VICENTE MUÑOZ ÁLVAREZ
(Desde su blog: Mi vida en la penumbra)

Opera prima del austriaco Michael Haneke, El séptimo continente (1989) es, como el resto de su filmografía, un puñetazo al Estado de bienestar y el establisment y, sin duda alguna, una indigesta obra maestra.

Incómodas y desesperanzadas, objetivas y asépticas, angustiosas y demoledoras, las películas de Haneke (como las novelas de su compatriota Thomas Bernhard) muestran sin apenas ornamentos la hipocresía y falta de valores de la sociedad capitalista moderna y el cáncer de espíritu que asola a sus individuos, llevándoles a la degradación moral, el suicidio o el crimen. Imposible, si logramos terminar de verlas, quedarse indiferente ante su doméstica exhibición de atrocidades, su existencialismo inmisericorde y su tremenda desolación, que molesta, aplasta y duele.

No apta, en cualquier caso, para todos los públicos, El séptimo continente es un almuerzo desnudo y envenenado que corroe el estómago y enturbia el alma, cortando en sus últimas secuencias la respiración…

Necesaria, imprescindible y tremenda.

El séptimo continente, en versión original sin subtítulos:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: