Al encuentro de las ciudades nómadas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por LAURA FRAILE
(www.ultimocero.com)

¿Me permites que actúe para ti? De esta forma se acercaban ayer por la tarde Lidia, Laura, Begoña y Esther a los transeúntes de la plaza Federico Wattenberg (Valladolid) con su propuesta de teatro encuentro, enmarcada dentro de la programación Calle Museo Escultura.

Lo que vimos ayer fue producto de un camino que comenzó en los meses de marzo a mayo del pasado año, periodo en el que una decena de personas se formaron en esta técnica teatral gracias al taller impartido por Laura Presa en el LAVA. Durante ese tiempo iniciaron un proceso de creación vinculado a las diferentes problemáticas de las ciudades, como son la incomunicación, las dificultades de accesibilidad, la falta de tiempo o la transformación del carácter de las personas que habitan en la ciudad. En este taller los participantes pudieron ir dando forma a un texto propio que presentaron en la última edición del Festival de Teatro y Artes de calle de Valladolid (donde les concedieron el premio Estación Norte) y que después han ido representando en más ocasiones, como la de ayer por la tarde.

El origen del teatro encuentro está vinculado a Laura Presa, pero también a Moisés Mato, director de la escuela de teatro social madrileña Metáforas. Fue a raíz de un proyecto final de curso cuando Laura decidió enfocar su trabajo a hablar de la soledad de la gente en las grandes ciudades, pero contándola a través de encuentros con personas que permitieran crear la atmósfera necesaria para poder compartir, hablar y reflexionar sobre la sociedad. De esta forma, el monólogo inicial fue derivando poco a poco en un diálogo. “La gente tenía muchas formas de ver la soledad y proponía ideas sobre cómo remediarla. Se acordaban de personas de su entorno a las que hacía mucho tiempo que no veían, había ancianos que reconocían que les costaba acercarse a la gente joven para hablar…”, recuerda Laura Presa de sus primeras representaciones realizadas en parques y estaciones de trenes de Madrid, ciudad en la que vive actualmente y en la que sigue desarrollando diferentes propuestas teatrales de carácter social dentro de su compañía La Rueda.

Durante la tarde de ayer las integrantes del grupo de teatro encuentro construyeron de nuevo sus ciudades nómadas para hablar del miedo y de la asfixia, de la presión de vivir una vida que no es la que deseas tener, la de los sueños aún no cumplidos. Otro de los temas fue el del estereotipo de mujer perfecta a la que han vendido un modelo de perfección antinatural e inalcanzable. Tras los monólogos, Lidia, Esther, Laura y Begoña acompañaron a los espectadores a una pequeña maqueta ubicada en la plataforma de la plaza en la que éstos pudieron crear la ciudad que querían tener, una ciudad más humana, menos hostil, una ciudad capaz de escuchar y sentir junto a sus ciudadanos.

Más información:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: