Todos contra todos y la revolución secuestrada (y V)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El fotógrafo leonés JM López envía su último reportaje sobre Siria cuando está a punto de regresar a España. Es su tercer viaje en menos de un año a este país en guerra. Un trabajo por el que acaba de ser reconocido con el International Photography Awards (IPA) en la categoría de General News.

Por JM LÓPEZ/AFP
(Texto & Fotografías)

Los miembros del Free Syrian Army (FSA), una milicia surgida de las revueltas e integrada fundamentalmente por desertores del ejército regular y voluntarios civiles, y los yihadistas, muchos de ellos extranjeros, se enfrentan por dominar la insurgencia.

Sólo un ejemplo de ello fueron los enfrentamientos que tuvieron lugar hace un par de semanas en la localidad de Azaz, muy cerca de la frontera con Turquía y hasta ahora en manos del FSA, donde los islamistas entraron a sangre y fuego sembrando el caos entre la población.

En Deir Ezzor, al oeste del país, los enfrentamientos por controlar la provincia que acumula el 70% de los hidrocarburos son constantes entre los combatientes del FSA y los yihadistas de Jabhat al Nusra y el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIS), ambos grupos vinculados con Al Qaeda, lo que no quita para que, en determinadas ocasiones, se enfrenten entre ellos también.

Lo que al principio comenzó siendo una alianza estratégica para derribar a un enemigo común ha derivado en una lucha abierta entre las diferentes facciones por imponer su ideología. Los radicales islámicos liderados por el ISIS parecen más preocupados por la creación de un nuevo califato regido por las leyes de la sharia que por los principios de igualdad y democracia que inspiraron la revolución.

Este es el caso de Raqqa, la primera gran ciudad en caer en manos de los rebeldes y ahora gobernada por Ahrar al Sham y Jabhat al Nusra. Aquí los opositores a los islamistas denuncian torturas y detenciones arbitrarias, también les acusan de querer imponer un nuevo régimen dictatorial.

Más al norte, en el área de mayoría kurda, son los grupos islamistas ahora junto con los rebeldes del FSA los que combaten contra el YPG (Uniones de Protección Popular), una milicia kurda creada para proteger a su población y establecer un estado autónomo propio dentro de Siria.

Los grupos radicales islámicos han avanzado lentamente en el país, en las calles de las ciudades cada vez ondean más banderas negras con eslóganes religiosos y la parte de la población que los apoya va en aumento motivada por su efectividad en el campo de batalla y la inoperancia de EE.UU. Un panorama poco esperanzador que augura un futuro impredecible, donde Bashar al-Asad ha encontrado en el divide y vencerás su mejor aliado.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: