Masa crítica para huir de los esquemas del periodismo tradicional

Varios de los participantes en la 'miniconferencia', entre ellos Laura Fraile (a la dcha.), de últimoCero. Foto: últimoCero.
Varios de los participantes en la ‘miniconferencia’, entre ellos Laura Fraile (a la dcha.), de últimoCero. Foto: últimoCero.

Las jornadas sobre “Medios de comunicación y alternativas a la crisis” impulsadas por IDEAS y Altekio, y que se han celebrado en Valladolid, muestran otras formas de comunicar.

Desde últimoCero

Buscar la suficiente masa crítica para huir de los esquemas del periodismo tradicional a través de nuevos medios de comunicación. Este es el objetivo que persiguen distintos proyectos informativos para poder hacerse un hueco en el espectro que actualmente ocupan los grandes grupos multimedia que sólo informan en función de sus intereses privados.

Esta es una de las conclusiones que se ha podido extraer de la miniconferencia celebrada esta misma mañana en la Facultad de Filosofía y Letras incluida en el programa del curso “Medios de comunicación y alternativas a la crisis” impulsado por IDEAS y Altekio en el que han intervenido portavoces de iniciativas como “Noticias positivas”, “Alternativas Económicas”, la cooperativa Gea o últimoCero.

Para Daniel Jiménez, de “Noticias Positivas”, una de las claves está en que los medios de comunicación alternativos dejen de ser precisamente eso, alternativos. “Los actuales medios de comunicación no propician debates, sino que persiguen fabricar consensos”, apuntó antes de enumerar algunos de los pilares sobre los que debe asentarse este cambio de modelo informativo: democratizar la escena informativa, hacer periodismo de calle, buscar alternativas a los actuales problemas económicos y sociales, dejar de dirigirse sólo a los ya convencidos y consultar diariamente varios medios de comunicación. “No hay que ser objetivos; hay que ser honestos” a la hora de transmitir información, sostuvo Jiménez.

Marina Vilnitzky, una de las cooperativistas de “Alternativas Económicas” explicó su apuesta por el rigor para hacer legible el actual código que utilizan los medios para hablar de economía. “No queremos dar sólo opiniones. Queremos dar muchos datos para influir en la política y hacer entender a los lectores que la economía es algo que les influye directamente”, comentó Vilnitzky tras apuntar que la versión francesa de este proyecto ya cuenta con 180.000 suscriptores sobre los que poyarse. Si en Francia se ha podido, si lo han logrado… ¿por qué no aquí? Pareció preguntarse la periodista.

En el caso de Santiago Campos, de la cooperativa Gea y patrono de la Fundación Entretantos, la receta para promover la “comunicación para el cambio”, especialmente en el campo medioambiental, pasa por tener claro que ese proceso de transmisión de información debe ser de ida y vuelta (entre el emisor y el receptor). “Tenemos que identificar bien a quién queremos dirigirnos y no transmitir miedo en caso de no acción”, sugirió.

La redactora de Culturas de últimoCero, Laura Fraile, que dejó claro que experiencias como las explicadas en la miniconferencia no son posibles sin la implicación y complicidad de los lectores, defendió la “huida de los esquemas del periodismo tradicional” para “poder hablar del Valladolid que no se encuentra en los medios de comunicación tradicionales”. “Hay iniciativas realmente interesantes que son invisibles para casi todos los medios porque detrás de ellas no está el logo de turno”, apuntó antes de recordar que precisamente es con esa rutina con la que trata de romper últimoCero.

Antes de la miniconferencia el profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, Carlos Taibo, impartió la conferencia “En defensa del decrecimiento”. En ella transmitió a los asistentes que estamos viviendo en “una estafa” gracias a un “malsano procedimiento de nacionalización de la deuda de bancos y cajas de ahorro que se entregaron a operaciones manifiestamente especulativas”.

Taibo aseguró que “existen alternativas” a esta crisis que deben pasar por “abrir espacios autónomos en las que se apliquen reglas del juego diferentes a las actuales, alejadas de la mercantilización y más próximas a la autogestión”.

El profesor de Ciencia Política se mostró partidario de apoyar “los medios de comunicación alternativos aunque sólo sea porque apoyar a los del sistema implica reproducir la lógica de ese sistema que nos ha traído hasta aquí”.

Según Taibo, “ya existe una minoría dispuesta a pagar por consumir este nuevo tipo de información” y como ejemplo puso la campaña de crowfounding puesta en marcha por Diagonal para poder mantener su proyecto informativo. “Parece que la gente ha reaccionado y se niega a que se cierre un medio de comunicación como este”, indicó.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .