Dioses, juegos y marihuana

...

Por IGNACIO FERNÁNDEZ HERRERO

Del seguimiento de esta hilera de artículos poscontemporáneos podrá extraerse tal vez una atmósfera cenicienta. Y tal vez sea cierto, sí, porque ya hemos escrito que está aún por determinarse si esta época será sombría, como una nueva Edad Media, o luminosa, como un nuevo Renacimiento. La apariencia es que todo apunta al primer resultado, y de ahí posiblemente esa constante en el análisis que nos lleva por ahora a describir estos tiempos como oscuros. Mas, en fin, a modo de contrapeso, no se olvide en tal tesitura la retórica de Bertolt Brecht: “Y en los tiempos oscuros, ¿habrá canto? Sí, habrá el canto sobre los tiempos oscuros”.

El caso es que para hacer frente a todas las tensiones que venimos describiendo, también los mecanismos de compensación figuran ya escritos en el guión de la historia. Sin despreciar otros, como el tono espectacular con que se envuelven las crónicas o el marcado aire infantil que preside el entretenimiento, tres pilares se levantan, bien por sí mismos, bien promovidos, para sujetar a los individuos desesperados y narcotizarlos, alguno de ellos de un modo bastante literal.

Los dioses renacen y nadie puede dudar de la pujanza de las religiones, sean éstas las clásicas o sus derivados más o menos sacrílegos, si se permite la expresión. Por más que pareciera que caminábamos hacia el laicismo, la ruta ha vuelto a quebrarse y más bien regresamos a las cavernas de la mano, no se puede ignorar, de políticas más que conservadoras. Resulta que el Papa Francisco cae simpático y reaviva fervores de cristiandad, mientras las diversas familias musulmanas se han encargado de liquidar las primaveras árabes y el estado judío no cesa de expandirse en los territorios ocupados. A veces no se trata tanto de que crezcan los cultos como de que se extienden las expresiones de religiosidad bajo el soporte de la cultura y de la tradición; y en eso no hay país más adelantado que la vieja España con sus procesiones, sus asignaturas, su calendario festivo y sus leyes retrógradas.

Junto a la huida mística, el filósofo Manuel Cruz nos cuenta que “en tiempos de incertidumbre como los actuales regresa la idea de suerte” (…) “Nada tiene de casual ni, menos aún, de contradictoria la proliferación actual —cuando la crisis castiga con mayor dureza a un número creciente de ciudadanos— de juegos de azar, loterías, sorteos y otras formas de esperar que nos venga de fuera la solución a nuestros problemas”. Súmense a ello los ídolos del deporte, ese otro olimpo de fervores y devociones, que no se distancia mucho de las fes antes comentadas, para coronar el triunfo de la irracionalidad así en lo divino como en lo humano.

Finalmente, no deja de ser sospechosa la tendencia creciente hacia la legalización de determinadas drogas, la marihuana en particular, y el repunte que se viene produciendo en el consumo de heroína. Siempre la droga cumplió al fin y al cabo una función evasora por encima de otras consideraciones, y cuando los opios tradicionales –llámense dios o el juego– no cumplen con las expectativas para las que han sido urdidos, entonces nada mejor que retornar sobre el humo e irse en él. Ya lo cantaban los buenos chicos de Topo: “Vivir en Vallecas es todo un problema en 1996, / sobrevivimos a base de drogas / que nos da el Ministerio del Bienestar…” No tardará Ana Mato en recetárnoslas, aunque haya que someterse al copago.

— — —

 

Un Comentario

  1. Me parece superficial lo que se dice, mejor, no se dice nada en definitiva, y las drogas prohibidas o no, prohibidas ya sabemos lo que dan de si: BILLONES DE BENEFICIOS, MILES DE MUERTES., legalizadas, también, menos dinero, y menos muertes, y muchísima menos sordidez en todo lo que atañe a ellas. Pero legales o no, sera cosa de conocimiento, contexto cultural, uso consciente individual o colectivo, estado en el que se usan, o abusan…etc. EL MINISTERIO DE SANIDAD YA NOS ADMINISTRA CON EL RESTO DE LOS MINISTERIOS MISERIA, MEDIOCRIDAD Y MEZQUINDAD, EN CANTIDADES INDUSTRIALES.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: