Vicente Soto retrata los rostros y sus señales

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Inter-faces” es el título de la exposición de obras de Vicente Soto, en la Galería Didáctica del colegio marista San José (León), visitable de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas.

 Por CARLOS CUENLLAS 

La exposición ‘”Inter-faces”, de Vicente Soto, está compuesta por más de 70 retratos, la mayor parte realizados en acuarela sobre papel, partiendo de un apunte rápido hecho a lápiz en un cuaderno de artista en la calle, en la piscina etc., y rematado en otros 10 minutos con acuarela en el taller del artista.

Así, han quedado retratados nadadores, paseantes, vendedores del mercado, personas que pedían limosna, monjas, músicos y hasta una chica abriendo la boca en la consulta del otorrinolaringólogo.

Vicente es especialista en concursos de pintura rápida, y esa manera de trabajar se deja notar, en cierto modo, en los retratos expuestos en la Galería Didáctica del colegio marista leonés.

El artista pretendía además que la exposición sirviera para que la obra interactuase con los alumnos, y esa es la causa de que se dispusieran papeles debajo de cada retrato, en los que más de 200 personas han comentado lo que les sugerían alguno de los rostros expuestos.

Vicente Soto Fernández se ha pasado veinte años diseñando escenografías para todo tipo de programas en Televisión Española, rodeado de cámaras, focos, tramoya  escenográfica y de los grandes profesionales del medio televisivo, lo que le ha permitido completar una formación que tuvo su inicio en las artes plásticas, diseño gráfico y diseño industrial en Madrid.

Según el propio Vicente, su trayectoria en los medios de comunicación amenazaba con convertirle en un “hombre de acción”, con miles de horas perdidas en los aeropuertos de España, hoteles y en reuniones para culminar un trabajo (que comienza en la intimidad de su mesa, acompañado de papel y ordenador) rodeado, en el “ensayo general”, de  multitud de personas que escrutan y, siempre  en el punto de mira.

El trabajo del diseñador escenográfico siempre queda en segundo plano en aras, lógicamente, de los presentadores y “estrellas” de programa

Esta faceta muy importante de su vida, aunque únicamente creativa en la primera etapa del proceso, no anuló por fortuna otra que cada vez es más importante en él: la faceta de artista o creativo de las Artes Plásticas, dónde uno mismo y su soledad intervienen para fragmentar la realidad y hacer conjeturas sobre ese personaje que cada uno cree ser,  convirtiendo el mundo real en universo de ficción.

Y no se refiere a “ficción” en el sentido televisivo. Los receptores de televisión que posee Vicente Soto están en desuso por iniciativa del propio artista desde hace ya algunos años y se ha convertido en usuario casi permanente de internet. Para él, internet es uno de pocos reductos dónde la libertad total es aún posible.

Su obra es muy variada y habitualmente colorista. A pesar de haber ganado algunos premios de pintura y realizado algunas exposiciones, considera que continúa teniendo excesivo pudor a la hora de mostrar su obra.

Entre sus referentes en el mundo del arte nombra a “Freud, Schiele, Mark Rotkho, Joseph Cornell… cuyas manifestaciones artísticas nos conducen directamente al fondo de su alma (como seres libres en suma)”. En cuanto las actuales manifestaciones del arte, opina que tienen su espíritu en el dinero y su filosofía es el éxito.

“En un mundo tan excesivo y que cabalga a tal velocidad la memoria se hace frágil y es difícil elegir de manera certera un camino que te conduzca a lo verdadero. El excesivo consumo imperante, incluso el estético, es un factor que influye en la creación de los objetos y obliga a la mayoría a someterse a la tiranía de lo ‘temporalmente’ correcto”.

En su variada y multidisciplinar andadura creativa hay siempre una pugna entre las manifestaciones de lo figurativo  y lo abstracto, línea y masa pictórica, espacio racionalista y espacio organicista, ect….que  impide su “etiquetado”. Vicente nos recuerda que Zola se refirió a la obra de arte como “rincón de la naturaleza visto a través de un temperamento”

Soto se define como un “voyeur” que busca la quietud para observar como el tiempo modifica todo lo que le rodea y desea bajar de un tren que adquiere demasiada velocidad, sin apenas paradas que impiden que descubra sus motivos últimos de ser. Intenta descubrir una terminología no tan crítica consigo mismo, que determine sus actos, a veces no demasiado racionales y deje salir al exterior tantas imágenes acumuladas.

El título de la exposición deriva del término, “Interfaz” (desambiguación), es lo que conocemos en inglés como interface (“superficie de contacto”). En informática se utiliza para nombrar a la conexión física y funcional entre dos sistemas o dispositivos de cualquier tipo dando una comunicación entre distintos niveles. Su plural es interfaces. Además, la palabra interfaz se utiliza en distintos contextos:

Interfaz como instrumento: desde esta perspectiva la interfaz es una “prótesis” o “extensión” (McLuhan) de nuestro cuerpo.  Así, por ejemplo, la pantalla de una computadora es una interfaz entre el usuario y el disco duro de la misma.

Interfaz como superficie: algunos consideran que la interfaz nos trasmite instrucciones (“affordances”) que nos informan sobre su uso. La superficie de un objeto (real o virtual) nos habla por medio de sus formas, texturas, colores, etc.

Interfaz como espacio: desde esta perspectiva la interfaz es el lugar de la interacción, el espacio donde se desarrollan los intercambios y sus manualidades.

Según ésto, la cara y sus gestos, con toda su simbología, son el medio fundamental de comunicación entre el que envía el mensaje y el entorno social. Así, un rostro transmite instrucciones fundamentales que informan sobre el estado básico de su poseedor-dueño a simple golpe de vista y envía, sin solución de continuidad, otras miles de señales, a veces imperceptibles para una mayoría  no especializada en ciencias de psicología aplicada.

La exposición ha sido titulada “inter-faces” por todo lo anteriormente expuesto, y pretende integrar al espectador e invitar a un diálogo razonado jugando con el significado de la palabra interfaz (zona de comunicación o acción de un sistema sobre otro).

En este caso la intercomunicación se da entre las emociones que nos provocan las reflejadas en diferentes rostros, que a la vez interactúan entre ellos.

Así, se busca una posición de tal manera que exista un supuesto diálogo entre imágenes adyacentes.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: