Nadie camina

Cancamusa 3. Febrero 2015. © Fotografías: José Ramón Vega.

Cancamusa 3. Febrero 2015. © Fotografías: José Ramón Vega.

El fotógrafo José Ramón Vega y el poeta Víctor M. Díez continúan con su original sección creativa para TAM TAM PRESS. Se titula “CANCAMUSA” y tiene periodicidad mensual. Cancamusa es un término utilizado, con frecuencia, en el mundo de la magia y que viene a significar: dicho o hecho con que se pretende desorientar a alguien para que no advierta el engaño de que va a ser objeto. El mecanismo de la sección consiste en la propuesta, por parte de Vega, de tres de sus fotos, en principio, inconexas entre sí, sobre las que Víctor M. Díez debe escribir, improvisar, armonizar un texto que cree un trampantojo poético. Nada por aquí, nada por allá. Sin trampa ni cartón. ¿Dónde está la bolita? / Aquí va la tercera entrega:

Nadie camina

Fotografías: JOSÉ RAMÓN VEGA
Texto: VÍCTOR M. DÍEZ

CANCAMUSA (Febrero 2015)

© Fotografía: José Ramón Vega.

© Fotografía: José Ramón Vega.

Nadie camina. La ciudad, así ordenada, se maqueta en sus pulidas aceras. Un pulso de arterias velocísimas alrededor. Suena Pepper. Muy al fondo, el mal llamado Pacífico. Los carros entran y salen de orificios oscuros con su tanque siempre lleno. Suena Art Pepper. Estáticos maniquíes apostados en los semáforos, remedo de los antiguos peatones. Lo llaman cool, huele a esa mezcla de heroína, dinero y humedad subtropical. Puntos rojos. Un largo solo de firmamento. Brillan como un saxo alto, muy alto los barrios caros de L. A.

© Fotografía: José Ramón Vega.

© Fotografía: José Ramón Vega.

El sol furioso de poniente. California no es para daltónicos. Parece un golem la vitrina de la prensa, con su rojo cadmio y su palmera en la cabeza. Ámbar y rojo en la avenida. El chico de la moto busca los peces de colores, busca Long Beach con una lentitud exasperante, porque no quiere problemas con la ley. A decir verdad, todo se mueve con demora. Cae la tarde en la Costa Oeste y el mundo se hace breve. Muchos conocen la ciudad por su acrónimo: L. A. Pero casi nadie sabe leer ya, en el vibrante telón del cielo, su primer nombre: “El pueblo de Nuestra Señora la Reina de los Ángeles del Río de Porciúncula”. Anochece.

© Fotografía: José Ramón Vega.

© Fotografía: José Ramón Vega.

Se abre el telón y amanece. Salir de la ducha sudando. La voz, la trompeta de Chet Baker antes del café y el primer cigarrillo, nos empuja. Las palmeras, bailarinas africanas que se cimbrean recortadas por el gris. El cielo está preñado. El parking, en la azotea de enfrente, sería una localización estupenda para un encuentro peligroso. Pensé en Chet, cayendo desde aquella ventana en Ámsterdam en el 88. “Supongo que soy un tonto de los que no mira antes de saltar”. (My Funny Valentine). “Y recuerdo también una campana distante. Y las estrellas que cayeron, como la lluvia, inesperadamente”. (I remember you). Dicen que solo dejó la cama deshecha.

  1. Genial Víctor, muy cercano, la trompeta de Chet, el saxo de Art Pepper. Recomiendo la lectura de la biografía de Art Pepper “Una vida ejemplar”. Sarcástico título para alguien que siempre se movió en el lado más oscuro de la vida. De Chet que puedo decir, que una fotografía original suya preside el mueble de mi salón desde hace años. Está hecha unos días antes de su desaparición, dicen que solo dejó la cama deshecha.

  2. victor

    Imagino que la foto de chet sería en el San Juan Evangelista en Madrid, su último concierto, apenas dos meses antes de morir.

  3. No, no. Es un día o dos antes de su muerte en Amsterdam, en el hall del hotel limpiandose el sudor mientras sujeta la trompeta. Es una foto acojonante de un amigo de Eva de Rouen. A ver si hago una copia y te la mando.

  4. victor

    impresionante. En otro mensaje que se ha perdido. te decía, al hilo de tus palabras del primer mensaje. que gracias a ti, compañero… un abrazo.

  5. aquí la urraca dice que por qué no compartir esa foto de Chet, que se me están poniendo los dientes largos, claro que tendría que ser con permiso de su autor, y con un pie, aunque nadie camine, vaya par, me ha gustado mucho vuestra cancamusa, vega&vm10, llena de cosas

  6. victor

    vaya, por fin, se derrota la editora. Creímos que nos iba a echar. Salvados por Chet Baker.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: