Lógica

...

© Fotografía: Noelia Brandón.

Por LUIS GRAU LOBO

Existe una lógica más allá de la lógica común, esa de andar por casa, a la que nos vamos acostumbrando poco a poco, a base de regates de Messi, elecciones generales y rebajas en Zara. Donde las naves de combate arden más allá de Orión, el pensamiento único y el único pensamiento se retuercen como un gusano de arena para mostrar un reverso no tan tenebroso como jocoso y, siempre, revelador. Aristóteles, por ejemplo, infirió de la causa y el efecto la existencia de un motor inmóvil, que Tomás de Aquino identificó con Dios en pleno medievo. Ahora ese motor parado se llama Rajoy: las cosas suceden en torno a él, el mundo se pliega a su conveniencia. El fin del bipartidismo, por ejemplo, consistía en el final de los dos partidos que han compuesto el PSOE desde siempre, que no lo entendíamos bien. Ha tenido que recordarlo ese señor mayor amante de los árboles minúsculos, las joyas artesanales y los consejos de administración, que gobernó este país eones atrás. Y la nueva política es una señora de edad cuya novedad consiste en que ahora dormita en la bancada mixta del Senado: Rita la pocera. Sí, tenemos la lógica que nos merecemos. Pero la usamos de pena.

Y no leemos bien las señales, aunque están ahí todo el rato: no hay más que observar el vuelo de los pájaros. De ciertos pájaros sobre todo. Por saltar de tema, ya que esta lógica es ilógica y serendipista, resulta lógico, por ejemplo, que frente a la sede provincial de la Junta de Castilla y León, esa nave nodriza con forma de amenaza estelar, se haya montado la carpa de The Hole, el agujero, un espectáculo burlesco y procaz ¿Dónde si no? ¿Qué otro emparejamiento sería concebible? En ese mismo orden de pensamiento, destila una irrefutable y poderosa coherencia que una de las primeras exposiciones programadas para el magno y remagno Palacio de Congresos por nuestro eminentísimo y risueño Ayuntamiento se dedique al Titanic: ¿qué tema más conforme podría procurarnos? ¿Qué otro viaje esperaríamos emprender?

(Publicado el 1/10/2016 en La Nueva Crónica de León)

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: