“La sombra”, un micro-relato de Toño Morala

Se abraza la sombra al vacío…

Se abraza la sombra al vacío…

Por TOÑO MORALA 

La calle, esa maestra del todo y la nada; esa inseguridad que te atenaza en la ansiedad; ese torbellino de miradas oscuras y silenciosas que atormentan al corazón, mientras la sonrisa se olvida de ti… parece que nunca estuvo entre la comisura de tus secos labios. Y te acercas cada día más a ese laberinto de soledades compartidas; de misterios que solo alcanza a entender la mesura de los sueños que te despiertan. Entonces recuerdas que estás vivo y tienes que salir. Al abrigo de las farolas y su tenue luz, vas escuchando el silencio y el eco de tus pasos, mientras tu sombra se diluye larga e inalcanzable; a veces te dan ganas de abrazarte a ella como náufrago sin mar y, entonces, ella, huye de ti despavorida, te tiene miedo; tu propia sombra te tiene miedo… te tiene miedo.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: