“Trufas de chocolate”

© Fotografía: Óscar García Bárcena.

Un nuevo relato de Sol Gomez Arteaga, escritora nacida en Valderas (León) y afincada en Madrid, dentro de su sección “Trazos de sombra”, sobre el sufrimiento relacionado con los misterios y desórdenes de la mente. Ilustrado con una fotografía de Óscar García Bárcena.

TRUFAS DE CHOCOLATE

Por SOL GÓMEZ ARTEAGA

“Felicidades”, oyó al descolgar el teléfono de la mesita de noche y se quedó de piedra. Su hija debió de notar algo raro porque enseguida preguntó: “¿Pasa algo, mamá? ¿sigues ahí?”. “Ah, sí, Nora, gracias por acordarte”. La muchacha, ya tranquila, continuó como si nada: “No todos los días se cumplen sesenta y cuatro años, así que para celebrarlo esta tarde me paso y nos tomamos un café con trufas de chocolate, nadie las hace como tú”. Al oír hablar a Nora de las trufas el corazón le dio un vuelco, quiso replicar, pero su hija, hablando precipitadamente, le cortó: “Oye, mamá, te tengo que dejar, acaba de entrar el jefe, nos vemos esta tarde”. Nada más colgar musitó: “Las trufas de chocolate, las trufas de chocolate… ¿Cómo coño se hacían?” Pero por más que intentó recordar, su cabeza estaba en blanco, por eso se levantó de la cama y, descalza, se puso a buscar la receta por todos los rincones de la cocina, en la librería de la sala de estar, en el revistero, en la caja de costura, en el armario, bajo la cama, dentro de la vieja maleta donde guarda recibos y facturas, de nuevo en la librería. Se puso tan nerviosa que tiró todos los libros de una de las baldas al suelo y luego se tiró ella, llorando a más no poder, y Laika, que parece comprender como un humano su estado de ánimo de los últimos meses, se acercó y le lamió las manos. Ella la abrazó, la meció y así se estuvieron mucho rato hasta que sintió que las piernas se le quedaban congeladas y como dormidas. Lleva muy mal no recordar las cosas, por eso cuando hace unos meses notó que era presa de pequeños olvidos se le ocurrió apuntar en una libreta lo que le iba faltando en casa, las fechas importantes, los números de teléfono, seguramente también la receta de las trufas, pero un día olvidó donde puso la libreta y desde entonces se siente permanentemente a la deriva. Comentó al médico de cabecera lo que le pasaba y éste, tras hacerle algunas preguntas, le dio un volante para el neurólogo. “Valorar posible deterioro cognitivo” ponía, pero metió el volante en un compartimiento del bolso y olvidó donde lo había puesto y hasta que lo tenía. Lo que no quiere es que la niña se entere de lo que le pasa, por nada del mundo quiere que se entere, ahora con su nuevo trabajo no quiere verla preocupada.

Súbitamente sonríe, se pone el abrigo, sale de casa, se acerca a la pastelería de la esquina y compra una docena de trufas de chocolate. Cuando vuelve a casa las vuelca en una bandeja, espolvorea cacao por encima para que parezcan más naturales, las mete en el frigorífico. Más tranquila se acerca a la ventana, se queda mucho rato mirando a los viandantes sin verlos realmente, sin pensar en nada. Esto es algo que hace cada vez con mayor frecuencia. Cuando vuelve a la cocina y abre el frigorífico, se sorprende al ver las trufas de chocolate. Tienen buen aspecto. Olvidada de la diabetes come una y otra y otra más, sin acordarse tampoco, ummm qué ricas, así hasta acabar con las doce, del motivo por el que las ha comprado.

Más relatos de Sol Gómez Arteaga en TAM TAM PRESS:

Un Comentario

  1. Maribel F.S

    Bonito relato, tierno y crudo a la vez que plasma la realidad de lo que estamos sufriendo cada vez más frecuentemente en nuestra sociedad.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: