Los sueños e ilusiones en el universo del rock

Muchas de las creaciones de David Bowie parecen imaginadas en sueños.jpg

Muchas de las creaciones de David Bowie parecen imaginadas en sueños.

Por CARLOS DEL RIEGO

El 16 de marzo es el Día Mundial del Sueño, refiriéndose a lo contrario de la vigilia, o sea, al asunto de la dormida. Sin embargo, el sueño también es ensueño, ilusiones, anhelos, sentimientos exclusivamente humanos que han producido mucho rock & roll.

Todo el mundo imagina logros, objetivos maravillosos, situaciones perfectas en las que todo sale bien, es decir, todo el mundo tiene sueños. Esto es una suerte, puesto que ¡qué sería de la vida sin anhelos, deseos e ilusiones y sin la esperanza de alcanzarlos! Y aun cuando esa promesa de realización sea más utopía que otra cosa, no deja de ser un motor vital. En todo caso, el sueño despierto es un catalizador, un impulso para la persona; el sueño dormido es otra cosa: es un enigma indescifrable (hasta el momento), igual que el cómo y el por qué, sus causas y sus consecuencias. El asunto de los sueños ha sido tema para todas las artes desde hace milenios. El rock & roll, una de las modalidades artísticas más recientes, ha escrito mucho sobre los asuntos oníricos, de modo que hay cientos de títulos centrados en las deseadas fantasías que todo humano guarda en lo más profundo de sus ser. Aquí va una pequeña muestra.

Difícil será encontrar a alguien que no pueda tararear o chapurrear el ‘California Dreamin´’ (1965) de The Mamas & The Papas; su inmortal melodía y diálogo vocal arropan un pensamiento de nostalgia por la tierra donde luce el sol y el deseo (el sueño) de estar allí en lugar de aquí, donde el cielo está gris. También el emblemático grupo hizo su versión de ‘Dream a little dream of me’, un tema escrito hacia 1930 y que ha visto infinidad de versiones, aunque la que más fortuna tuvo fue la del cuarteto neoyorquino, que vendió millones; el texto es enamoradizo y azucarado, y viene a decir algo así como “mientras yo esté solo y triste, tú sueña un poquito conmigo”.

El caso es que ya en la década de los cincuenta del siglo pasado alcanzaron la cima temas que hablaban de los sueños, como la exquisita ‘Al I have to do is dream’ que hicieron famosa Everly Brothers en 1958. Es una canción de amor en la que el enamorado explica que cuando no está ella, cuando está triste y deseoso, “todo lo que tengo que hacer es soñar”, pero claro, “el único problema es que se me va la vida soñando”… Sí, uno de los sueños más repetidos en hombres y mujeres consiste en fantasear con ella o con él.

Sobre la figura del soñador va el reconocible ‘Dreamer’ (1974) de Supertramp. La peculiar e identificativa voz de Roger Hodgson (quien la escribió años atrás, siendo adolescente) narra las inquietudes de alguien que tiene sueños pero no hace nada para conseguirlos; así, sólo sueña “si pudiera ser alguien”, y se contesta “puedes ser quien quieras”, pero se ve incapaz de actuar: “si pudiera hacer algo”, y de nuevo hay palabras de ánimo: “claro que puedes hacer algo”. Es lo malo de los sueños, no se cumplen si uno no se esfuerza y echa el resto en pos de su objetivo.

David Bowie aseguró que su ‘Five years’ (del insuperable ‘The rise & fall of Ziggy Stardust…’, 1972), procedía de un sueño que tuvo y del que él extrajo otro, este ‘Cinco años’, en el que la Tierra se encuentra en una situación apocalíptica durante ese lustro; el tono es obsesivo, melancólico, depresivo, con la gente haciendo locuras se mire donde se mire. En el mismo álbum está ‘Moonage daydream’, que parece tener relación con la anterior; habla de un sueño-pesadilla, una alucinante ‘fantasía lunar’ (‘moonage daydream’) en la que el narrador es “un lagarto, un papá-mamá, un invasor espacial” que pide a su compañero que le ponga “la pistola de rayos en la cabeza” y luego “junte su cara espacial a la mía”. ¡Qué trasegarían en aquellos años para tener sueños como estos!

Para Alice Cooper compuso su guitarrista Michael Bruce el ‘Caught in a dream’ (‘Atrapado en un sueño’) en 1971. Característico rock de aquel tiempo para un texto en el que el protagonista va “corriendo por el mundo con una pistola a la espalda (…) necesito una casa flotante, un avión, un mayordomo, un viaje a España” y luego explica que “pensé que estaba viviendo, pero en realidad no lo puedo decir (…) estoy atrapado en un sueño, ¡y qué!, no sé dónde voy, estoy justo en medio”. Parece el típico sueño en el que uno intenta correr y no puede… Cuatro años más tarde, ya en solitario, Alice Cooper publicó ‘Welcomo to my nightmare’ (‘Bienvenido a mi pesadilla’), pero ese mal sueño es, en realidad, la locura, como explican los propios versos “bienvenido a mi pesadilla, bienvenido a mi locura, nosotros reímos y gritamos aquí”, sin embargo, luego se pone trascendental y sentencia: “porque la vida es sólo un sueño aquí”.

Hay muchas más claro, como el ‘Imagine’ de John Lennon, que es un sueño de paz, armonía y hermandad, como el ‘Rock & roll dream’ de ACDC, un sueño en el que hay tiburones, profundidades y lluvias torrenciales, como el ‘Follow that dream’ que interpretaron tanto Springsteen como Elvis y que anima a perseguir tus sueños. Y tantas otras…

Cuánta razón tenía aquel que, hace unos cuatrocientos años, escribió: “Porque toda la vida es sueño y los sueños…”

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: