Josef Koudelka. Vestigios greco-romanos

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

Durante su viaje por Normandía, el fotógrafo leonés José Ramón Vega se desvía hasta la abadía de Jumièges para contemplar “Vestigios”la extraordinaria exposición del fotógrafo checo Josef Koudelka (uno de los grandes de la agencia Magnum), en la que se pueden ver imágenes de ruinas greco-romanas, tomadas entre 1991 y 2015 en distintos lugares del entorno mediterráneo (Palmira, Petra, Apamea, Ostia, Siracusa…).

Por JOSÉ RAMÓN VEGA
(→ Web)

Tuve que conducir muchos kilómetros para llegar hasta allí, a la abadía de Jumièges, donde el Sena serpentea juguetón como si le diese pereza llegar a desembocar. Allí estaba expuesta parte de la reciente obra de Josef Koudelka, alguna foto ya había visto suelta, pero verlas en este enclave tan especial justificaba más si cabe el viaje.

Koudelka ha pasado varios de los últimos años fotografiando vestigios de la cultura greco-romana y dónde contemplarlos mejor que en una ruina —en este caso “las ruinas más bellas de Francia”, así se refería a ellas Víctor Hugo—. El conjunto es espectacular, dos enormes torres que todavía se yerguen sólidas y que resistieron a la furia de los hombres del Norte.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

“Vestigios”, ese es el nombre de la exposición, se compone de una serie de panorámicas, a golpe de angular, que recorren “hermosas ruinas” de lo que antaño fueron lugares sagrados, construcciones levantadas en honor a las divinidades, foros en los que se impartía la ley y la justicia, se arengaba a la guerra o se vitoreaba a los héroes. Unas fotografías alejadas de la obra natural del fotógrafo checo, alejadas de las personas; unas fotografías limpias y sugerentes, llenas de geometría y luz.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

Curiosamente, coincidencias de la vida, la noche anterior habíamos estado cenando con Roberte y Philippe, unos grandes amigos que por motivos de trabajo pasaron unos años en Ammán. Estando allí conocieron a Koudelka y compartieron con él algunas jornadas mientras él fotografiaba incansablemente la zona de la Ciudadela. Le pedí a Roberte que buscara en su memoria algunas anécdotas del fotógrafo errante. Recordaba verle siempre vestido de negro bajo aquel calor sofocante, tirado por los suelos, buscando un enfoque distinto, un ángulo diferente. Le contó que jamás hacía dos fotografías iguales y que era capaz de pasarse horas esperando por unas condiciones de luz determinadas.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

El suyo es un trabajo impactante, sus fotografías irradian una serenidad desafiante, un gris suave y buscado. Aquella mano como salida de la tierra al lado del Templo de Hércules, en Ammán, quizá sea la más lograda de toda la serie. Igual no emocionen de la misma manera que aquel perro huidizo del Parque de Sceaux, pero es que esa foto es irrepetible, una imagen incapaz del olvidar y ya hemos hablado de ella en otras ocasiones.

“Vestigios”. © Fotografía: Josef Koudelka.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: