FOTOGALERÍA LEONESA (comisariada por Amando Casado) #4 / Martinferre: “Flores para mi funeral”

© Fotografía: Martinferre.

FOTOGALERÍA LEONESA (Comisariada por Amando Casado)

Martinferre: Flores para mi funeral

La poesía es el conocimiento adquirido tras expresar la experiencia de un existir;
el ser poeta se ajusta a crear una obra tras sondear en la oscuridad de sus vivencias.
Llorenç Raich Muñoz (Fotografía como poesía)

Martinferre, nombre artístico de Casimiro Martínez Ferrero. Bembibre, 1960.

Con estas imágenes, el autor nos acerca a una poética visual a través de la sencilla ¿…? técnica del fotograma. El fotograma es una impresión fotográfica en la que la cámara está ausente. La imagen se crea a través del acomodo de objetos bidimensionales o tridimensionales sobre el papel fotográfico, se expone a una fuente luminosa y posteriormente la imagen se fija por medios químicos. -Mirasol Estrada-.

Solo la luz se interpone entre el soporte y los objetos y esto le permite al autor superar los limites del aparato fotográfico y adentrarse en campos sin explorar.

“Las Flores para mi funeral” convierten los objetos y las especies vegetales en ramos poéticos que crea y destina a sí mismo y ahora nos hace partícipes. Esta plástica que surge del pensamiento poético denota un discurso crítico, lo vemos claramente en los soportes de sus ramos, plásticos, botellas rotas, jeringuillas…. Ejecución simple pero a la vez virtuosa, donde parece que en esas subidas y caídas transcendentes, Martinferre parece, en estas imágenes, “haber encontrado su propia voz” y el espectador placer en su contemplación.

Amando Casado

© Fotografía: Martinferre.

FLORES PARA MI FUNERAL

Por MARTINFERRE

Serie fotográfica positivada en gelatina de plata sobre papel baritado no plastificado, de 50x60cm. Procesada personalmente en mi cuarto oscuro, siguiendo un riguroso sistema químico Calidad Museo que garantiza la máxima durabilidad en el tiempo. Cada una de estas obras, por su característica técnica de fotograma, es única e irrepetible. La exposición se estrenó en la leonesa Galería de Arte Ármaga, después iría a la madrileña Mondo Galería y participaría en PHOTOESPAÑA 2017.

Por abundar en el tema técnico, confesaré mi modus operandi cuando emprendo un plan fotográfico-literario. Lo primero que hago es fabricar unas alas mediante un armazón de presentimientos entretejidos de sospechas y dudas, lo recubro después de cera. Aleteo entonces como un pollo volandero hacia lo más alto, cuanto más cerca del sol mejor, para que más dura sea la caída. De todo el proceso de creación, quizás sea la caída lo más trascendente (y siempre de una u otra manera se cae), porque da el grado de futilidad de toda pasión humana.

‘Flores para mi funeral’ es una alucinación donde al mismo tiempo que las fotografías fueron surgiendo poemas. Sin duda hubiera sido mucho más fácil a efectos comerciales un plan de acción festivo, haber titulado el trabajo por ejemplo: ‘Canto a las bellas flores de primavera’, pero uno ha de ser fiel a sus prontos, a sus espejismos por tétricos que sean. El deber del artista es, más que dejarse arrastrar por adocenadas tendencias, abrir sendas para aportar nuevos sentimientos y sobre todo abrir sendas para buscar algo tan difícil de hallar como es la propia voz.

En ‘Flores para mi funeral’ recreo los ramos que yo merecería, quizás que cada uno de los presentes mereceríamos en nuestro funeral. Ir un poco más allá de los convencionalismos, de la hipocresía, del “Siempre se van los mejores”. No rosas, ni crisantemos, ni orquídeas: acaso valga nuestro recuerdo a lo sumo algunas florecillas de las cunetas, nacidas de plantas pinchudas o venenosas. Esos impíos ramos homenaje a nuestras desviaciones, para ser honestos deberían presentarse sobre la tumba no en jarrones de vidrio veneciano ni en búcaros de alabastro, sino en desechos arrojados a esas mismas cunetas: garrafas de plástico aplastadas, envoltorios de papel arrugado, botellas de licor rotas, jeringuillas usadas. Con esos materiales marginales, imperfectos como la vida misma, más un tanto de poesía también imperfecta, saqué adelante el proyecto.

“Juro buscar la imperfección, el defecto, lo inadecuado. / Hurgar en todos los estigmas. / 
Atrapar la esencia de lo imperfecto será mi norte. / Nutrirme de hedor y pus, / sobrevivir con broza, desprecio, /
 abrevar en las peludas fuentes del pecado.”

© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.
© Fotografía: Martinferre.

#FOTOGALERÍALEONESA

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .