Las fotografías históricas de los ‘Manuel Martín’ (padre e hijo), en El Palacín y en EolasFoto

La exposición ‘M&M. León, fotografía histórica’, que recoge imágenes de dos grandes fotógrafos leoneses, el pionero Manuel Martín de la Madrid y su hijo Manuel Martín Martínez, se puede visitar hasta el 15 de septiembre en el Palacín. Entrada libre. La editorial Eolas ha publicado dos libros antológicos con una selección de imágenes de cada uno de los fotógrafos.

La exposición ‘M&M. León, fotografía histórica’, que se inauguró el pasado 29 de mayo en el marco de la última edición de la Feria del Libro, exhibiendo en el Palacín un total de 89 instantáneas en blanco y negro de los fotógrafos Manuel Martín de la Madrid y su hijo Manuel Martín Martínez, continúa abriendo sus puertas al público hasta el 15 de septiembre.

Organizada por la Concejalía de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León, en colaboración con la Diputación Provincial de León a través del Instituto Leonés de Cultura (ILC) y la Asociación de Libreros de León, la exposición cuenta con fondos fotográficos de la colección permanente del ILC.

Plaza del Grano (León, 1955). © Fotografía: Manuel Martín.

La muestra, que pretende poner en valor el trabajo de estos dos maestros de la fotografía leonesa al tiempo que se realiza una reconstrucción de la memoria histórica social y cultural de León desde la Guerra Civil hasta finales del siglo XX, está teniendo una gran acogida de público, con visitantes procedentes de diversas ciudades españolas e incluso extranjeras.

La exposición puede contemplarse en el Palacín, ubicado en la avenida Doctor Fléming nº 57, de 10:00 a 20:00 horas de martes a sábado y hasta las 14:00 horas los lunes, domingos y festivos.

:: Dos libros en EolasFoto

Manuel Martín de la Madrid (1905-1985) autor clave en la fotografía leonesa, desde su condición de autodidacta consigue una calidad técnica y creativa sorprendente para su tiempo. Fue uno de los pioneros de la fotografía en León y documentó magistralmente una época muy convulsa como fue la Guerra Civil y el franquismo, pero también otros aspectos urbanísticos, etnográficos y sociales de la proviincia… muchos de ellos anteriores a la contienda. Durante muchos años regentó el estudio Foto Exakta en la calle Ancha (León), que más tarde llevó su hijo. En el libro ‘Un tiempo, una historia’ (EolasFoto, 2018) se recoge un legado de imágenes históricas de este autor imprescindible que en su conjunto son únicas en la fotografía leonesa.

Su hijo Manuel Martín Martínez (1933-2021), por su parte, hunde sus raíces en la tradición familiar, aunque revela en sus fotografías sus propias esencias vitales: la música, el romanticismo, la poesía, las luces, las sombras, el amor a su tierra… El libro ‘Tiempo y luz’ (EolasFoto, 2015) descubre la amplia y diversa mirada de un artista imprescindible en la fotografía española y leonesa en particula. Todo un amplio mundo de existencia sensible se deja ver de forma natural en esta antología, pincelada de su dilatada y fecunda labor artística. Manuel Martín Martínez falleció el pasado mes de mayo, a los 87 años de edad.

:: El archivo de Exacta, en los sótanos de Cultura

Hace diez años la Dirección General del Libro, a cuya cabeza estaba el leonés Rogelio Blanco, adquirió por 135.000 euros los archivos fotográficos de Manuel Martín de la Madrid y Manuel Martín Martínez, es decir, el archivo de Exakta, con las impactantes imágenes de la guerra civil y la posguerra, entre otros tesoros documentales.

El Ministerio de Cultura, encabezado entonces por la directora de cine Ángeles González Sinde, se comprometió a organizar una exposición sobre Manuel Martín padre y otra sobre su hijo, además de editar un libro con la historia y las fotografías más relevantes de cada uno. Pero, como comentaba con amargura Manuel Martín Martínez en los últimos años de su vida, las fotografías “no han servido para nada a nadie, porque las metieron en un sótano”.

El Instituto Leonés de Cultura (ILC) organizó hace dos años una exposición con un centenar de imágenes —en blanco y negro— de la saga Martín, seleccionadas por el director de exposiciones del ILC, Luis García, y el editor Héctor Escobar —con quien Martín publicó en 2015 ‘Tiempo y luz’, un libro que reunía sus mejores imágenes, y que tres años después publicó ‘Un tiempo, una historia’, una selección de imágenes históricas de su padre, Manuel Martín de la Madrid—. La mítica revista literaria Claraboya también utilizó algunas de sus fotografías como portada.

Ángel Fierro, Manuel Martín, Luis García y Héctor Escobar, en una exposición colectiva en el CLA. © Fotografía: E. Otero.

:: Del prólogo de Roberto Castrillo al libro ‘Tiempo y luz’

“Manuel Martín se forma en la práctica de la fotografía trabajando al lado de su padre, el extraordinario fotógrafo y reportero gráfico leonés Manuel Martín de la Madrid, en el estudio Foto Exakta, realizando sus primeros ensayos a partir de 1951. Son años de aprendizaje técnico y búsqueda de soluciones visuales capaces de representar la realidad con una mirada intensa y reflexiva. Así, desde sus primeras producciones ya se hace patente su planteamiento de la fotografía como un trabajo creativo frente a la rutina del revelado y el oficio. Los años posteriores van a ser los más fructíferos de su dedicación a la producción fotográfica. Entre 1953 y 1967 su cámara capta los medios urbano, rural y natural. El lenguaje de sus imágenes se vuelve profundo, contemplativo y poético, técnicamente impecable, con predilección casi total por la fotografía en blanco y negro como recurso idóneo para representar una realidad esencial y esquemática, a través de formas directas y gráficas situadas más allá de su circunstancia histórica coyuntural; escenas y escenarios definidos exclusivamente por la gradación pura de la luz, capturada por la cámara mediante ejercicios depurados de elaboración técnica de las imágenes. Los temas se multiplican, aunque siempre mantendrán un fondo común: una reflexión antropológica acerca de la relación del hombre con su entorno.

En todo caso, la obra principal de Manuel Martín suma una sentida y, al tiempo, meditada mirada sobre el mundo con un permanente ejercicio de perfeccionamiento técnico a fin de obtener la máxima calidad visual. La concreción temática y temporal siempre aparece interpretada por la mirada del fotógrafo, quien no rehúye hacer visible esta presencia subjetiva, buscando así tanto la perpetuación de la memoria de lo representado como la generación de analogías perceptivas en la observación exterior del espectador.

La personalidad polifacética y humanista de Manuel Martín le lleva a vincularse plenamente en el proyecto de La Ciudad de los Muchachos de Bemposta entre 1967 y 1981. Son años dedicados a un reformador proyecto social y artístico en los que su dedicación a la fotografía es esporádica, al igual que durante la década de los años ochenta en los que se dedica a la docencia y activación de programas y proyectos musicales. Se trata, en cualquier caso, de inquietudes y convicciones presentes en sus fotografías precedentes. (…)

Su retorno a la fotografía desde principios de los años noventa ha supuesto una fructífera actualización de estas pasiones vitales, incorporando habitualmente el uso del color. Esta rica, polifacética y dilatada trayectoria ha dado como resultado un conjunto de más de quince mil negativos. En la obra de Manuel Martín las poéticas estéticas, las formas de mirar, atraviesan las temáticas. (…)”.

El maravilloso encanto fotográfico de la niebla y de la Candamia. Pescar, pescar no sé yo… (25 de enero de 1962) / © Fotografía: Manuel Martín Martínez.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .