«Per Viam», la exposición peregrina del artista Ángel Cantero

Exposición «Per Viam 2», de Ángel Cantero.

Este jueves 25 de agosto, a las 12 del mediodía, se inaugura en la Fundación Díaz Caneja (C/ Lope de Vega 2, en Palencia) la exposición Per Viam 2, del artista leonés Ángel Cantero, una muestra que nació para peregrinar y que permanecerá abierta al público hasta el 25 de septiembre.

El autor presenta una selección de 36 obras pictóricas y 3 instalaciones artísticas que representan una parte de su búsqueda de los últimos 20 años, y muestran su recorrido personal por simbologías que hilvanan lo esotérico con lo exotérico.

«En este Año Jacobeo 2021-2022 después del paréntesis de la pandemia que nos obligó a ser eremitas en nuestra propia casa, para evitar las tinieblas, esta cuidada selección de cuadros en técnica mixta (grafito, acrílicos y tintas de color) vuelve a peregrinar para mostrar el color y la luz que las hizo nacer”, señala Ángel Cantero.

La exposición Per viam 2, a modo de retrospectiva, está conformada por algunas obras de la colección “La lengua de los pájaros” y de otras posteriores, piezas que ofrecen un recorrido por un universo arquitectónico donde las cosas no siempre son lo que parecen; y finaliza con la serie “No es por azar”, con un guiño a la magia de las matemáticas. Algunas de estas obras se pudieron ver antes en el Centro Expositivo ROM de Aguilar de Campoo, y recorrerán alguna sala más del Camino de Santiago en lo que queda de año.

Exposición «Per Viam 2», de Ángel Cantero.

DE PASO

Por CRISTINA S-VILLEGAS
[Texto del catálogo de la exposición]

La expresión pictórica de Ángel Cantero podríamos definirla como figurativa dentro de un Realismo Simbólico, con una epidermis de texturas en sillares y capiteles que invitan observar de cerca, hasta que nos cuestionemos si realmente lo importante es el armazón interior que sostiene el discurso que nos conducirá a otras percepciones más escurridizas. A poco que profundicemos, tomaremos distancia respecto a lo puramente visible para encontrar el camino hacia un terreno donde los significados se amplían y tienen más que ver con el conocimiento que con lo meramente sensorial.

Exposición «Per Viam 2», de Ángel Cantero.

En todo caso, Ángel mira como un científico analista a través de su microscopio la piel de las piedras que nos acerca, es un pintor que saca todos los matices posibles en su excelente uso cromático, tallado a golpe de pincel o de plumilla, haciéndonos viajar a otras épocas con la erosión del paso del tiempo, recogida en sus obras como homenaje a lo perdurable y a lo efímero a partes iguales. Piedras de otras épocas con su lenguaje simbólico, que Cantero actualiza llenándolo de conceptualidad y sellándolo como un barniz de forma clásica. Así, perdure el lenguaje y su obra.

La obra de Cantero es mística rozando el misterio en su conjunto en el uso de claves puestas con el deseo de descubrir e interpretar diferentes signos, a modo de herencia matemática, haciéndonos saltar con Fibonacci en una secuencia numérica, en un juego entre Arte con-Ciencia, o mediante guiños a Fulcanelli. El arte como proporción divina, al que Cantero nos acerca de forma magistral hacia una semiótica contemporánea, en un principio de siglo XXI donde es casi imposible ya observar estos guiños, desde una obra trabajada a conciencia.

Exposición «Per Viam 2», de Ángel Cantero.

No puede, por menos, venirme a la cabeza Humberto Eco, cuando escribía: «Los objetos están semánticamente desgastados antes de su materialidad». Esto pasa con la obra de este artista, que nos transporta a otra época donde el arte ocupaba un lugar importante tanto en colecciones privadas como públicas. Pero hoy es obra atemporal, disfrutemos de ella, de esta magia que Cantero crea, un artista intelectual —entendiéndose como alguien que trabaja con su mente— en este caso maridando arte y ciencia, en un proceso de comunicación donde crea sistemas.

La didáctica entre estos sistemas y su proceso nos lleva a un trazo firme entre mensaje y código, en un recorrido en el que sólo está la madera llena de óxido de hierro, amarillos cadmio, diferentes sienas, carmín de garanza o violeta de cobalto. En un recorrido en el que sólo está el artista, en un paseo donde únicamente está el espectador y, en algún momento, me gusta pensar que hay un diálogo entre ambos, sin palabras… de comprensión muda.

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.