Pamplinas de dignidad

Por PRIMITIVO CARBAJO.— Rafael Blasco sigue en su escaño de diputado de las Cortes Valencianas pese a que la Abogacía de la misma Generalitat pide para él 11 años de cárcel. “Un profesional, un demócrata cabal del Momento Mariano, como tantos otros. Saquean las instituciones y les basta, para tapar el hueco, con invocarlo lleno por su dignidad…”