Esperanza Aguirre handicap cero

Por ANTONIO BERMEJO PORTO

Esperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, condesa consorte de Murillo y grande de España, presidenta de la Comunidad de Madrid Distrito Federal, exministra y expresidenta del Senado, se retira de los campos de golf y golfeo político con handicap cero, esto es, capaz de hacer el par del campo, lo cual es solo habitual en los jugadores profesionales. En el golf, el handicap sirve para igualar ficticiamente a los jugadores, dándole golpes de ventaja al más débil. Lady Aguirre es tan buena, que el reglamento no le concedería ninguna ventaja frente a Tiger Woods.

Los primeros greenes que pateó fueron los del Club Liberal de Madrid, curioso estreno de quien llegaría a ser la cabeza visible de las tendencias más conservadoras del Partido Popular. Le venia de familia. Su padre fue procurador en Cortes por el tercio sindical durante siete legislaturas como Empresario del Sindicato Nacional de Combustible (el producto, no él). Nunca opositó. Desde su licenciatura en leyes fue directamente designada para diversos cargos en el Ministerio de Cultura. Una fría mañana de diciembre de 2011, tras un meritorio birdie, afirmó que un interino es como su nombre indica, alguien que entró a dedo, que no preparó las oposiciones, que viene a ser algo así como traducir pernocta, de per, dormir y nocta, fuera de casa.

En 1987 abandonó el Partido Liberal para ingresar en Alianza Popular donde se impuso con un par de bolas (de golf). Tras ser Ministra, comienza a verse como la Dama de Hierro siete. Concepción que se ve reforzada cuando la reina Isabel II le concede el título de Dama comandante del Imperio británico. Desde la Presidencia de la Comunidad intenta llegar la primera a la Casa Club de la Presidencia del Partido, pero Sir Rajoy se pega a la calle y Lady Esperanza se va una y otra vez a la trampa de arena. Como cuando apoyó a Álvarez Cascos en contra del PP asturiano. A ella, como jugadora de golf, le va el uno contra uno y cuando le hablan de jugar en equipo, piensa en llevar más de un caddie.

Por el camino, revienta huelgas, levanta sospechas de financiación ilegal, maquilla déficits y participa en tres obras cuyos títulos resultan sorprendentes: “Pensamiento liberal en el fin de siglo; Discursos para la libertad y Prohibido prohibir”.

Parece que ha decidido entregar la tarjeta antes del hoyo 18 y en Camelot esperamos que no sea porque esté malita. Pero menudo alivio.

Un Comentario

  1. Ay, aquella ministra de Cultura que confundía a Saramago con Sara Mago…. ¡ay sus hándicaps!

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: