Viajes con huella

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por MAR PELÁEZ (Texto y fotografías)

Próximo destino… ¿Norte o Sur? ¿Este u Oeste? Puedes traspasar las fronteras de 194 países diferentes, sorprenderte al pisar alguno de los 911 valores universales que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad, dejarte cautivar por la historia y la magia de sus culturas ancestrales, pero… ¿podrás asegurar que has aprendido lo que se esconde tras ese país quizá idílico?

Deja que la elección la marque tu brújula. Carga tu mochila de kilos de ilusión, de expectativas, de curiosidad, de ganas de aprender, de conocer, de sorprenderte, de emocionarte. Cierra la cremallera y deja fuera esos estereotipos que sobrecargan nuestro equipaje. Toma con fuerzas tu ‘pasaporte al mundo’. Vuela, navega, recorre, pero no sólo para volar, navegar, recorrer, sino para tejer un invisible ‘hilo rojo’ con otra realidad ajena que deja huella. Tú eliges: ser viajero o forastero.

Perderse por las pirámides de Teotihuacan, disfrutar del desperezado Popocatepelt, bañarse en las intranquilas aguas del Pacífico. Pasear por el maleón, saborear sus famosos mojitos mientras salseas. Saltar por las ruinas del Machu Picchu, invocar al sol en el Lago Titicaca, sobrevolar las líneas de Nazca.

Se puede optar por descubrir la profundidad de la selva ecuatoriana en Cuyabeno, sucumbir a las compras en el colorido mercado de Otavalo, pisar la lava reciente del Tungurahua. Respirar el aire pesado de la Paz o de Potosí, desplazarse por el salar de Uyuni, sortear la carretera de la muerte. Deslizarte por el Perito Moreno, escuchar la naturaleza salvaje de la Península Valdés, bañarte en las aguas de Iguazu.

O quizás saltar de continente y maravillarse con la perla del Taj Mahal, surcar el río más sagrado del mundo, respirar el aire puro de Darjeeling. Conocer la joya amenazada de la bahía de Ha-Long, traspasar los verdes arrozales de Sapa. Palpar la espiritualidad de los monjes de Luang Prabang, recorrer el Mekong. Descubrir los secretos de Angkor o las atrocidades de Pol Pot.

Sí, todo lo anterior, y más, conforman mis recuerdos. Los llevo grabados en la retina de  mi vida. Pero los viajes no son completos si, a la despedida, no te llevas tatuados nombres de personas con los que has logrado trenzar esa línea invisible que perdura más allá del tiempo. Y eso sólo se consigue conviviendo, escuchando sus vivencias y sus miedos, abriendo la mente, padeciendo o disfrutando de sus condiciones de vida. En definitiva, como gusta decir a un amigo aventurero, “jugando a vivir como ellos”.

Mis viajes más especiales los han construido esos hombres, mujeres o niños con los que compartí horas, días o semanas. En un lugar preferente está el de Pedro, aquel defensor de los derechos humanos que padeció en sus propias carnes la defensa de las Huastecas; o el de Yadira, que aún narra entre lágrimas su esterilización forzosa; o el de Hilaria, que a sus 73 años sigue golpeando la piedra que escupe las minas de Potosí. Pero también el de Mohamed, el hombre-caballo que correteaba por las calles de Calcuta defendiendo su sustento, o la fuerza de toda una comarca en marcha contra la minería que amenazaba con arruinar los bosques primarios del Norte de Ecuador. Y el de las pequeñas Edit, Briseida, Julia, Lesly…, o los juegos con esos tres niñitos del orfanato de Calcuta, que me animaron a embarcarme en el viaje más intenso.

Ellos, y un sinfín de personas más, me han enseñado, me han ayudado a transformar o modelar mi concepto sobre una realidad que se esconde tras imágenes o frías noticias. Adiós clichés. Bienvenidos los viajes con huella. Esos que te abren la puerta a palpar, sentir, padecer, crecer. Ellos plantaron una semilla que yo me he encargado de regar. Te invito, por eso, a que me acompañes en mi próximo destino…

  1. yo me voy contigo al fin del mundo, mar…

  2. Eloísa… dónde nos vamos?

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: