“Las fotografías 360º no esconden nada”

Por SERGIO JORGE

Con un ojo puesto en el objetivo y el otro en la pantalla del ordenador. Así surgen las imágenes 360º, una vuelta de tuerca en la fotografía tradicional y que cautiva porque es capaz de reunir en una panorámica toda la visión de un ojo humano… sin girar la cabeza. Es el estilo ‘estrella’ del fotógrafo Daniel Martín, quien no duda en afirmar que, cuando empezó hace ocho años a utilizar esta técnica, tenía un fin muy claro: “Es una forma de tratar mi otra profesión, la informática”.

Y es que, tal y como explica este fotógrafo que ha pasado por La Crónica de León o Diario de León, el trabajo que requiere este tipo de fotos va más allá de la elección de un buen encuadre. “Cuando haces fotos con gente hay que arreglar muchas cosas. Puedes tener problemas en las uniones, porque hay gente que se está moviendo, y un brazo o trozo de una persona hay que quitarlo. Pero no por quitar a esa persona, sino porque al final tiene que salir una foto bien hecha. Sale gente que está andando o corriendo, tienes que saber hacer la foto para que todo eso quede en condiciones”, señala Martín.

“Se trata de una fotografía de todo lo que está pasando en un momento, son fotos que no esconden nada, en las que sale todo lo que hay en un instante determinado”, apunta este fotógrafo leonés, que resalta la diferencia entre este tipo de imágenes y una instantánea tradicional: “Cuando haces una foto tienes un marco, que es lo que te da el visor de la cámara. Así, según se mire, cada uno distribuye la foto en ese recuadro. Con este otro procedimiento no sucede así, simplemente muestras lo que está pasando en todas las direcciones”.

Con un trabajo laborioso posterior a la toma de las fotografías, que puede llevar varios días —según necesite más retoque o menos—, Martín considera esencial “saber elegir dónde hacer la foto para que luego quede bien”. Sobre todo cuando hay una gran cantidad de personas, una de sus especialidades, como pueden ser procesiones, manifestaciones o incluso en tomas de poder en ayuntamientos o diputaciones.

“Estas fotos tienen menos parte artística. En las otras a lo mejor has hecho un encuadre maravilloso, bien compuesto, equilibrado, perfecto, encima con acción”, resalta. Pero, eso sí, la capacidad de sorpresa de las fotos 360º es ilimitada, “aunque estés acostumbrado a ver las fotos en panorámica”.

El trabajo de Daniel Martín incluye también la reparación de fotografías antiguas, revelado digital, creación de objetos con fotografías —como imanes, por ejemplo— o clases de fotografía. Y además retrata enlaces matrimoniales, con su particular estilo. “En las bodas clásicas se atiende a cuatro momentos, pero yo estoy todo el día con los protagonistas, tanto que se acostumbran y ni me ven. No se dan cuenta de que estoy”, señala. En ese tipo de trabajos, para Martín, la clave es estar pendiente “de todo lo que pasa, sobre todo de los novios, pero también de la familia y amigos. Tienes gente que llora, que ríe, niños que saltan…”.

1 Comment

Deja un comentario con tu nombre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .