Buscar, tal vez soñar…

Por FERNANDO CAYO

Me gusta ver las cosas con distancia. Nos devuelve una apreciación de la realidad más conectada con el devenir del tiempo y creo que más constructiva. Si analizamos el teatro, las artes escénicas, desde este punto de vista, podemos llegar a ver lo ligadas que están al desarrollo general de la civilización y la evolución humana. La marea de cultura, civilización y teatro que subió en la Grecia clásica y permaneció hasta Roma, bajó durante la Edad Media y vivimos una etapa oscura en la que se llegó a olvidar hasta el concepto mismo de teatro. Con la juglaría, la Commedia dell’Arte y el Renacimiento sube de nuevo la marea, aparece con ella el teatro a la italiana tal y como lo conocemos ahora, los corrales de comedias, el teatro isabelino en Inglaterra… Desde entonces, las artes escénicas no dejaron de crecer en proporción al progreso de sus sociedades, vivieron la etapa de los grandes cambios sociales, el crecimiento de la ópera y la danza, la llegada del naturalismo al teatro… Y aunque se produce una bajada de la marea con la llegada de la radio, el  cine y la televisión durante el siglo XX, lo cierto es que las artes escénicas se han mantenido como una señal de buena salud de nuestro proceso evolutivo.

 Todo esto en España se vivió  de una manera amortiguada. Aquí, este fluir se agostó por la presencia de una iglesia católica radical y una monarquía y dictaduras que la apoyaron. Como muestra sirva decir que mientras la Comédie Francaise se crea en 1680, nuestro Centro Dramático Nacional aparece en 1978. Llevamos muchos años padeciendo un retraso de teatro, de civismo, de educación, de desarrollo, de consciencia…
  

 Y ahora, aquí, quieren que la marea baje. Ahora, cuando estamos empezando a lograr niveles de calidad y de respuesta de público que se acercan a los de nuestros compañeros europeos, quieren que la marea baje. Años de establecimiento de redes de teatros, de infraestructuras, de ámbitos de creación, barridos por esta barbarie que vivimos… Estoy seguro de que no es momento para la involución… Sí que es un buen momento para buscar, para seguir buscando. Todos: profesionales de las artes escénicas, espectadores y, en general, seres humanos que apuesten por la educación, la cultura y una sociedad civilizada. Es un buen momento para ello, para removernos, para recimentarnos y preguntarnos, en estos momentos y en esta situación ¿yo qué puedo hacer? ¿Cómo puedo  aportar algo de valor a este momento?

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: