OPINIÓN / ¿Los responsables políticos quieren hacer algo por el sector de las artes escénicas que está al límite?

Por JAVIER PÉREZ LÁZARO.— Las compañías integradas en Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León (ARTESA) han hecho público un comunicado en el que denuncian su extrema situación de penuria y abandono económico y profesional por parte de las instituciones, especialmente de la Junta de Castilla y León. En los últimos años, muchas empresas han echado el cierre y los profesionales han tenido que emigrar o trabajar en múltiples oficios para subsistir. Ante este momento de emergencia cultural, el autor del artículo hace un llamamiento a programadores, instituciones, ciudadanos y artistas para, entre todos, arreglar la salud de este especial paciente a punto de morir.

Las artes escénicas. Una muerte siempre silenciada

Por LUIS MIGUEL GARCÍA SANZ.— El histórico actor de la compañía Teatro Corsario y actual presidente de la asociación profesional Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León (ARTESA) reflexiona en este artículo sobre la insostenible situación que atraviesan los profesionales de las artes escénicas en Castilla y León.

“Volando voy, volando vengo”

Por ANA GALLEGO y ÁNGEL SÁNCHEZ.— “…Por el camino yo me entretengo”. Y la canción continúa: “Enamorado de la vida, aunque a veces duela…”. Así se sienten los directores de Teloncillo, Ana Gallego y Ángel Sánchez, y el resto del equipo artístico y técnico cuando viajan a otros países en un continuo aprendizaje del oficio. En los últimos meses, los actores y actrices de la compañía vallisoletana han subido a los escenarios de China, Costa Rica y Estados Unidos. Ahora reflexionan sobre la experiencia.

Premios (I)

Por CLAUDIO HOCHMAN.— ¿Existe justicia a la hora de conceder un reconocimiento? ¿Los miembros de los jurados o el público, en su caso, otorgan con ecuanimidad sus galardones? ¿Tiene cabida la suerte en estas decisiones o, como se piensa en ocasiones, hay una mano negra que retuerce la voluntad de los concursos? En definitiva, ¿qué es un premio y para qué sirve? Empezamos esta serie de reflexiones sobre el análisis de las recompensas con el último laurel entregado por FETÉN al espectáculo “Caperucita. Lo que nunca se contó” de Teloncillo Teatro, obtenido por Claudio Hochman al mejor texto de la Feria.

Cultivos Culturales

Por ESTRELLA R.— La cultura en los pueblos tiene las alas cortas. Y al déficit de base se une que, cuando llega un espectáculo de calidad, tampoco responde el público. Ante esa situación, la autora de este artículo decidió agarrar por las agallas a esa pescadilla que se mordía la cola: apostar por el teatro para niños y romper con el desfallecimiento cultural.

No me gusta la ópera

Por CLAUDIO HOCHMAN.— “No me gusta la ópera y este es tal vez el disparador creativo más fuerte para que, desde hace seis años, cada verano, me interne en la bella ciudad portuguesa de Aveiro para jugar con Mozart, Pergolessi, Puccini, Menotti, Offenbach…”. Un nuevo artículo del director, dramaturgo y docente argentino afincado en Portugal.

Cervantes hoy y siempre

Por MERCEDES ASENJO.— ¡Cuántos años hace que Cervantes escribió El Quijote, con toda su rica variedad de personajes, situaciones y críticas para que Mercedes Asenjo, profesional de Azar Teatro, venga todavía a recordarnos que no hemos avanzado apenas nada desde entonces…! “Todo lo que se refiere a los asuntos políticos, de organización del poder y los inconvenientes que conlleva, se mantienen intactos”. Cuatro siglos después nos sigue quedando su desbordante imaginación…

Cervantes y las artes escénicas

Por LUIS MIGUEL GARCÍA.— El IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes trae a estos páramos la enésima pregunta de cuándo vamos a honrar a nuestros artistas, escritores y creadores que pasearon por aquí su sabiduría, su crítica, sus reflexiones, y que tanto contribuyeron a hacernos más libres. Hoy pasa con Cervantes, mañana con Zorrilla, siempre con las compañías de teatro… Nuestros gobiernos hoy dicen que no tienen dinero. Y en otras ocasiones que… que… ¿La verdad? Jugamos en Regional…

“Comisiones”

Por MERCEDES ASENJO.— ¡Hay comisiones y comisiones…! Dejando a un lado en las que todos estamos pensando, la autora del texto nos propone la pareja “cultura y educación” como dos instrumentos perfectos para sensibilizarnos, crecer y amar el arte. La cultura, nos dice, funciona. Donde falla la cadena es en la gente responsable que está a pájaros… y, en ocasiones, en nuestro propio conformismo.

Canción triste de un piel roja (XII)

Por FÉLIX FRADEJAS.— El director de la compañía Ghetto 13-26 pide a los profesionales del teatro que saquen las uñas contra el inmovilismo, contra quienes aprovechan la democracia para medrar y vivir a nuestra costa. Llama a la queja constante porque los niveles de dignidad están por los suelos; a ver la televisión, esa televisión, de reojo… Félix Fradejas invita a la autocrítica, y a mirar lejos. / Con ilustración de PABLO GARCÍA (Pablo Je Je).

El sueño y la vigilia

Por MERCEDES ASENJO.— Separar ficción y realidad no resulta nada fácil cuando tenemos esta existencia y sus alrededores tan chiflados. La actriz Mercedes Asenjo, en este artículo, plantea abrirse paso, no obstante, en esta maraña de incertidumbres porque su código profesional la obliga a encadenar cada día nuevas iniciativas escénicas que manntengan abierto su despertador de comediante. / Con ilustración de PABLO GARCÍA (Pablo Je Je).

Canción triste de un piel roja (XI)

Por FÉLIX FRADEJAS.— La impresentable política de los 28 en el asunto de los refugiados deja sentado de vergüenza al autor del artículo que, pese a todo, tiene que pensar en el teatro como herramienta para mover conciencias e intentar cambiar el rumbo de las cosas. Difícil papeleta para un actor y director teatral que tiene constatado fehacientemente el desprecio de los poderosos con la cultura, la gente, el mundo. Pero su obligación es intentarlo.

El teatro foro

Por JULIO LÁZARO.— El autor de este artículo —actor de la compañía Teatro Corsario— se centra en una experiencia pedagógica que ha desarrollado sobre “Teatro fórum” con colectivos de mujeres en torno a la violencia de género y el acoso sexual en el ámbito laboral. Es un tipo de teatro comprometido con problemas actuales y en los que se quiere dar protagonismo al público, a las comunidades y otros grupos sociales.

La patria chica

Por MERCEDES ASENJO.— “Creo que somos la única comunidad autónoma que no se siente orgullosa de su potencial, que malgasta el talento y menosprecia a los artistas por el mero hecho de ser castellanos y leoneses”. En su artículo, la actriz y profesora de Azar Teatro demanda a los responsables públicos de Castilla y León que hagan partícipes a los habitantes de la región del trabajo y la actividad de sus creativos. Que no menosprecien, a unos y otros.

Canción triste de un piel roja (X)

Por FÉLIX FRADEJAS.— “Los actores somos mierda, el arte es mierda, la cultura… la cultura es ya solamente la gastronomía y mierda… a nadie le importa una mierda nuestro oficio salvo para la foto, el apretón de manos público o la rentabilidad económica… el arte… el arte hace años que murió… y ya sólo quedan pequeños locos y miles de juguetes rotos que son tratados como títeres… títeres, he dicho títeres… oh no! Seguro que me piden cárcel…”

Canción triste de un piel roja (IX)

Por FÉLIX FRADEJAS.— ¿Tener o ser? Esa es una de las cuestiones que plantea en la siguiente entrega el director de la compañía de teatro Ghetto 13-26. Si tienes y vives en Madrid, nos dice Félix Fradejas, llevas mucha delantera frente a otros que “son”, pero moran en la periferia de las autonomías del ostracismo. ¿Por qué nuestros gobernantes no creen en las gentes de su tierra? La pregunta es para ellos, que tienen el complejo; nosotros moriremos pero con la cabeza bien alta.

Canción triste de un piel roja (VIII)

Por FÉLIX FRADEJAS.— “…Para ustedes señores, los artistas somos unos vagos que sólo queremos vivir del cuento… la cultura es relegada, en campaña, a un segundo o tercer plano, no te cuento ya el resto del tiempo, relegada a pequeños actos informativos, pero en los mítines, en los debates, ni una sola palabra…”. / Por el director de la compañía de teatro Ghetto 13-26.

Canción triste de un piel roja (VII)

Por FÉLIX FRADEJAS.— “Estamos muertos cuando nosotros somos nuestros propios verdugos…”. Un nuevo artículo de opinión sobre la situación de quienes se dedican a la cultura (en general) y a las artes escénicas (en particular) en este país, por el director de la compañía de teatro Ghetto 13-26.

Canción triste de un piel roja (VI)

Por FÉLIX FRADEJAS.— “Veo cómo mi ciudad y todo el país, intenta mantener la dignidad en pie, con ejercicios malabares de las gentes dedicadas a estos menesteres llamados artes, mientras se desmoronan todas y cada una de las estructuras culturales, y lo más importante de todo, cómo se desmorona el respeto al ejercicio mismo de la cultura…” / Un nuevo artículo de opinión del director de la compañía de teatro Ghetto 13-26.

Precariedad nuestra de cada día…

Por RUTH RIVERA.— La autora del texto, codirectora de Teatro Dran, nos pone delante de las tres verdades del barquero en materia de artes escénicas: no hay trabajo; si lo hubiera que se despidan de tener contrato y, por supuesto, de que la empresa les dé de alta en la Seguridad Social; lo mejor es que se olviden de la jubilación… Los responsables de la cosa pública, en realidad, ¿escuchan la radio, oyen la televisión, leen los periódicos, pasean por la calle, hablan con la gente? Pero ¿no se mueren de vergüenza viendo la situación de nuestros artistas? ¿por qué no hacen algo? ¿por qué no dimiten?

El teatro es un arma de construcción masiva

Por MERCEDES ASENJO.— “La educación artística debería formar parte del sistema educativo desde la más temprana edad”, dice la autora de este texto, una profesional que no acaba de entender cómo la Ley de Educación se centra en fomentar la competitividad y en la capacidad de autoemplearse, olvidando que lo más importante es que en nuestros colegios, los niños y niñas reciban materias que enseñen a “emprender la vida”.