Canción triste de un piel roja (IV)

...

Por FÉLIX FRADEJAS

Mucho teatro y mucha fiesta justo antes de las elecciones …nosotros los teatreros sabemos que cuando hay elecciones los representantes políticos aumentan su sensibilidad para con el teatro e incluso alguno se digna a darnos la mano en público, los mismos que, en los días ordinarios, ni nos quieren, ni nos soportan, pero en llegando la hora de pasar por las urnas estos muchachos que ejercen de gobernantes tragan sus bilis más amargas y contratan con ese dinero suyo que es nuestro y que nada les costó ganar cosas que ni sabían que existían, todo en pro de un puñado de votos de seres tan despistados como ellos que también se olvidan de arte y la cultura durante tres años once meses y quince días…y nosotros los teatreros tragamos las bilis porque esas bilis son los entrantes de nuestra comida, comida que podremos comprar con esos contratos…circulo vicioso perfecto….lástima vernos obligados a ese ejercicio diario de la alimentación, lástima de necesitar un techo, un vestir y un calzar y una mísera cerveza de vez en cuando…lástima no ser como el árbol que no precisa nada más para vivir que un poco de tierra y un poco de agua…esta necesidad nuestra de ser humanos nos obliga a perpetuar el ritual de prostitución que se acaba y vuelve a comenzar justo después de que deposita su papeleta en la urna el “honrado” ciudadano (mantendremos en el hombre de a pie esta presunción de inocencia…) nosotros contentos, los ciudadanos de a pie contentos, los regentes contentos y el teatro en una espiral de involución que desafía todas las teorías de Darwin, porque de todos es sabido que esa insensibilidad de los gobernantes liberales para con las artes solo admite artes blancas, inodoras, insonoras, indoloras…bien sabemos de esa afición que tienen los caudillos y caciques de ver reír y aplaudir a sus “súbditos “ siempre y cuando las risas y los aplausos no sean ofensivos a sus regímenes …el pueblo asusta, la libertad asusta, el derecho a pensar asusta…y nunca he visto nada más libre que un titiritero libre…pero la libertad da hambre y es cara, muy cara…

Un día de mayo abres la ventana para ventilar la casa y te pasas de frenada y ventilas también la democracia y las instituciones y entra un aire tan fresco que mueve las cortinas, las hojas de las plantas y las hojas de papel que como en ciertos estamentos estatales estaban ahí para “reciclar”…ahora todo huele a fresco a limpio, pero cuánto tardaremos en acostumbrarnos a los nuevos aromas o incluso a los nuevos vientos. Cuánto tiempo tardarán los nuevos gobernantes en tener miedo a la libertad, a la cultura, a los pensamientos de los ciudadanos de a pie…mueca cínica de un actor en la penumbra…telón….

— — —
* Félix Fradejas
es director de la compañía de teatro Ghetto 13-26.

Otros artículos del autor en TAM TAM PRESS:

Un Comentario

  1. Pingback: Canción triste de un piel roja (V) | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: