Canción triste de un piel roja (III)

...

Por FÉLIX FRADEJAS

Hoy me he puesto a pensar para escribir esta columna y haciendo un último esfuerzo por mirar el horror de lo negro de mis tripas, ese oscuro rincón de cada uno, que no acostumbramos a mirar por miedo a encontrar más verdades de las que somos capaces de digerir, encontré esa verdad incómoda que no me deja vivir… y al comenzar a escribir estas líneas pienso ¿qué coño haces tú escribiendo sobre teatro? ¿cómo tienes las santas pelotas de dar tu opinión de algo que no solo no conoces sino que además hace tiempo que no entiendes?… sé que puede sonar a auto compasión pero no es eso, simplemente me he cansado de engañarme haciéndome creer que soy un hombre de teatro; nunca lo fui, nunca estuve el suficiente tiempo frente al espectador, nunca fabriqué un éxito de taquilla, ni de crítica, hace tiempo que no me puedo permitir ver teatro y hace más aún que no me siento capaz de interpretar nada, que no me siento parte de este circo… oigo decir en los mentideros de las redes sociales que actores de más o menos prestigio lo dejan y no me extraña, ya quisiera yo poder dejarlo, cuando hace tiempo que en realidad fue él el que me dejó a mí…

Podría engañarme, como muchos o tal vez como todos y seguir pensando que el mundo nos necesita, nos respeta; también podría pensar que en estos días la mediocridad se ha instalado por completo y el público se ha vuelto idiota y poco exigente, pero la verdad es que soy /somos unos dinosaurios a punto de extinguirse por no adaptarse a las nuevas condiciones meteorológicas… ya no aguanto ni mis propias mentiras…

Tal vez en este país nos gusta engañarnos, que nos engañen, como nos engañan los políticos a los que seguimos votando… yo solo he sido un muchachito de barrio con ganas de contar cosas, cosas que ya no interesan a nadie … jamás pensé en el público, ni en cómo arrancarle un aplauso, simplemente pensé en contar mi verdad… incómoda, que ahora no necesita nadie… sé que hay gente que llena las salas en las que actúa, que vuelve éxito todo lo que toca, que le llega al público… y también sé que antes que ellos fueron otros los que estuvieron de moda, los que llenaron salas y conectaron con el público … esta maldita picadora de carne … y yo nunca estuve de moda, ni supe ganar dinero con lo que hice, ni ser más que ese muchachito con ganas de contar cosas y pienso entonces en los primeros pintores de las cavernas, que no pintaban pensando en la industria, ni en amortizar el 21% de IVA, pintaban por el placer de pintar y yo nunca entendí la industria, ni las leyes que rigen en ella… y no puedo por menos que sentirme un fraude, un intruso en un mundo en el que nunca he sabido desenvolverme…. y francamente no sé de qué hablar en la próxima entrega, si los amigos de TAM TAM PRESS me piden otra entrega… porque hoy me miré en el espejo y no encontré un actor por ningún lado…

— — —
* Félix Fradejas
es director de la compañía de teatro Ghetto 13-26.

Otros artículos del autor en TAM TAM PRESS:

  1. Uy, pues los amigos/as del TAM TAM sí que te pedimos otra entrega, Félix!

  2. Pingback: Canción triste de un piel roja (V) | Tam-Tam Press

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: