Con el ARCA cargado de arte

Imagen de uno de los espectáculos de ARCA en una edición pasada. © Fotografía: Gerardo Sanz.

Imagen de uno de los espectáculos de ARCA en una edición pasada. © Fotografía: Gerardo Sanz.

Sin apenas mella aparente por la crisis, el Encuentro Internacional de Artistas Callejeros (ARCA) de Aguilar de Campoo (Palencia), que se celebra del 13 al 16 de agosto, llega este año a su edición número 21. Un laboratorio en la calle a la búsqueda de espacios públicos destinados a los espectadores más inquietos tras el hilo que lleva al ovillo de la creación artística.

Por SUSANA HERRERAS

El origen del Encuentro Internacional de Artistas Callejeros (ARCA) de Aguilar de Campoo (Palencia) estuvo motivado por la necesidad de recuperar el espacio público como un lugar de encuentro, partiendo de lo tradicional y popular hasta llegar a lenguajes más contemporáneos que han calado con fuerza entre el público. En poco tiempo, los espectadores de esta localidad del norte palentino entendieron que las artes de calle, en todas sus manifestaciones, simbolizan libertad y belleza al alcance de todos.

Los sucesivos cambios políticos y la crisis no han mermado ni un ápice la calidad de las más de 400 compañías nacionales e internacionales que han desfilado por el festival a lo largo de la veintena de ediciones celebradas, así como tampoco el entusiasmo y esfuerzo realizado por los componentes del equipo organizador y sus más de 20 profesionales y voluntarios que han hecho posible este milagro cultural.

En los primeros años, antes de la crisis económica, ARCA contaba con tres jurados encargados de premiar con La Escalera de Plata a las compañías que más sobresalían en diferentes especialidades: popular, infantil y profesional. En la sección de profesionales han desfilado especialistas de la talla de Carlos Gil Zamora, director de la revista Artez; Alberto García de los Atunes, técnico de Artes Escénicas del Ayuntamiento de Leioa (Vizcaya); Chema Viteri, gerente de la Fundación Municipal de Cultural y Director del Teatro Calderón de Valladolid; Álex Rodríguez, actor y director de FETAL de Urones de Castroponce, así como los concejales de Cultura de Aguilar.

Desde el arranque del Festival aguilarense, se han utilizado espacios incomparables que entroncan con el carácter cultural del que se impregna el festival. Así tenemos, el parque situado en la ribera del río Pisuerga, donde se exhiben las actuaciones matinales de marcado acento infantil y las diferentes calles que desembocan en la gran Plaza Mayor. Precisamente en este lugar se habilitan cuatro espacios diferentes para las actuaciones de mediano y gran formato de la tarde y noche, respaldados todos ellos por la majestuosidad de su Colegiata de San Miguel Arcángel (1541), de estilo gótico, tardorrománico, renacentista y barroco herreriano.

Uno de los últimos espacios incorporados a ARCA es lo que conocemos como espacio Ku-Ku, convertido en punto de encuentro del festival y que ya forma parte indispensable del certamen. Una gran casa, con diferentes salas, regentada por una extraordinaria mujer nacida en Alemania, y que forma parte de la cultura de la localidad de manera natural y desinteresada.

 ARCA. © Fotografía: Gerardo Sanz.

ARCA. © Fotografía: Gerardo Sanz.

Los espectáculos presentados en el Festival han quedado plasmados, a lo largo de estos años, en las imágenes de otro gran colaborador del Encuentro Internacional, Gerardo Sanz. Se trata de un profesional de extraordinaria sensibilidad hacia las artes de calle que basa la elección de sus fotografías en tres aspectos fundamentales: “el espectáculo, el espacio y el público”, según sus propias palabras.

Los vecinos de Aguilar de Campoo, a lo largo de este tiempo, se han educado en una disciplina ejemplar de comportamiento y fidelidad al festival que no tienen parangón. Han interiorizado que las pautas para el seguimiento del espectáculo que marca el equipo organizador es necesarios seguirlas para disfrutar y atender el mismo.

Los públicos saben que las alfombras que se colocan en el asfalto son para que pueda sentarse el público y dejar ver a las personas que están detrás. Por propia experiencia, conocen, además, que cuanto más se abra un corro, más personas podrán ver el montaje y que el silencio es fundamental para la concentración de los artistas, etc.

Como el auditorio, por otra parte, es el pilar fundamental para el desarrollo de las artes escénicas —imprescindible en las artes de calle, por su cercanía con el artista y su participación integradora en el espectáculo—, los aficionados asumen su papel destacadísimo en las funciones.

Los responsables públicos han entendido este festival como una apuesta de política cultural que deben mantener ya que no solamente satisface una parte de las necesidades culturales y de ocio de la población sino que también saben que durante los días que dura el certamen —rondan las 10.000 personas— genera riqueza para los establecimientos de la zona: tiendas, hoteles, pensiones, restaurantes, etc.

ARCA ha conseguido ser un festival multidisciplinar que presta atención a diferentes culturas, presenta distintos tipos de identidades debido a la migración e integración de sus habitantes, haciendo que su propio entorno sean escenarios fijos para la nueva diversidad de culturas, papel decisivo e integrador de la formación cultural, social y humana de los espectadores.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: