¿Teatro Alternativo? Simplemente Teatro

Espectáculo

Imagen del espectáculo “Otsoko”, de la compañía Gaitzerdi Teatro, tomada durante una actuación en Medina del Campo. © Fotografía: Luis Antonio Barajas.

Ver nacer un festival de teatro, cuando una apenas sabe andar, fija a fuego en la memoria de una niña, como Carmen Martínez, parte de su identidad como agente cultural. Después de 19 años de andadura de FETAL —la última edición clausurada el pasado domingo 23 de agosto—, esta cita con los originales escenarios del certamen de Urones de Castroponce ha impregnado su gusto por el arte de Talía hasta considerarlo uno más de la familia.

Por CARMEN MARTÍNEZ

El verano siempre ha significado para mí ir al teatro. Tenía tres años cuando empezó el Festival de Teatro Alternativo de Urones, FETAL. Mis primeros recuerdos son en Los Almendros, un paraje en un alto al lado de las bodegas. Allí hay una hondonada que parece que estuviese especialmente diseñada para representar obras teatrales. Más adelante se inauguró el teatro El corral de Anuncia y, al principio, las sillas eran de plástico, sillas de jardín, y se ponían más o menos dependiendo de la gente que hubiese.

En un momento dado, he perdido ya la cuenta desde entonces, se iniciaron las obras de rehabilitación del teatro Zorrilla, en Valladolid, y las butacas que quitaron de aquel espacio nos llegaron a Urones, sillones viejos que ya no iban a usarse. Butacas de segunda mano, pero comodísimas al lado de las sillas. Nadie podía estar más contento.

No he olvidado aquellos programas de mano, amarillo chillón, del festival, incluso antes de saber leer, aunque entendía muy bien que pertenecían a FETAL porque todo el mundo hablaba de ello en las comidas. Ahora, los programas son a color, y siguen siendo el tema de conversación mucho tiempo en casa.

Sin embargo, de los primeros años, más que de los montajes de sala me acuerdo de los espectáculos en la calle, la plaza, la era… obras para niños que siempre era un lugar para reunirte con tus amigos y pasar un buen rato lleno de risas con los payasos o los acróbatas e, incluso, aprender a hacer malabares a manos del Gran Rufus.

En la calle también, pero por la noche había obras con fuego. Recuerdo haber tenido miedo, con todas las luces del pueblo apagadas. Siempre merecía la pena, los espectáculos eran impresionantes. Ahora, miedo de verdad pasamos en un espectáculo de la compañía vasca Gaitzerdi Teatro, llamado Otsoko (lobo). Era una recreación del cuento de Caperucita Roja y, en la parte final, todos estábamos sentados en sillas en mitad del polideportivo y los lobos empezaban a correr por detrás de nosotros, asustando a gente al azar… ¡eso sí que es teatro en vivo…!, hasta algunos adultos estaban asustados.

Una de las cosas especiales del festival es el precio de las entradas porque permite ver a grandes compañías como La Zaranda por 6 euros, cuando en un teatro de ciudad te costaría más del triple. Aparte del precio, la cercanía que ofrece el Corral de Anuncia no la consigues en teatros más grandes.

Yo he visto La barraca de Colón de Teatro Corsario en el FETAL y luego, otra vez, en el Teatro Calderón, de Valladolid. Es cierto que en el teatro Calderón el escenario es más amplio y permite mayores escenografías, pero la cercanía de Urones, donde después de ver la función puedes ir a hablar con los actores, o tomar algo con ellos, comentando las obras en el bar de Angelines, eso no lo tienes en otro sitio.

Otra obra que duerme en mi memoria es Vaca, de la compañía La Pecera, un espectáculo sobre la importancia que se le da en el mundo actual a la imagen y cómo todo sería mejor si esto no fuera así. El protagonista actuaba en calzoncillos, pero una mujer salía desnuda y eso dio lugar a mucho debate luego en el bar. Todavía tengo la imagen de los vecinos bromeando con el cura, que había estado en la función.

— “¿Qué, don Mariano, a usted también le ha gustado?”

Con el paso de los años, mis padres nos iban dejando, a mis hermanos y a mí, ir cada vez a más obras e íbamos disfrutando de cosas que de pequeños no hubiéramos comprendido. Temas como la indigencia, los desahucios, la memoria histórica… Pero al empezar a iniciarnos en las obras de adultos incorporamos esa otra palabra, “entender”.

Tras tantos años de asistir a piezas de teatro alternativo he escuchado muchas veces decir que “no me ha gustado porque no la he entendido… “, y he tomado la decisión de que no me importa no entender una obra, siempre que me guste. No importa la idea que la obra quiera transmitir sino lo que, de verdad, te transmita, y si a ti te gusta, qué importa que hayas interpretado una cosa diferente a los demás.

De todas formas, en las últimas ediciones del festival, los argumentos de las obras suelen ser más fáciles de comprender para todo el mundo, y lo alternativo se centra en el formato, en mezclar la música, la danza, la tecnología y medios audiovisuales, el uso de espacios externos al teatro… para con esta fusión conseguir una evolución en el mundo escénico, manteniendo siempre el contacto directo con el público, lo más importante del teatro.

Quizá por llevar toda la vida yendo en verano a ver teatro alternativo ahora me cuesta saber por qué lo llaman así, ya que para mí es simplemente teatro, el teatro al que estoy acostumbrada.

  1. Ana

    Fetal es sinónimo de un pueblo lleno de emoción a la hora de ver obras de teatro, mezcla de culturas en tierra de campos.Es impresionante que un pueblo de apenas 90 habitantes se muestre año tras año expectante a la hora de asistir al Festival. Es un orgullo poder ser participe de tan aclamado evento. Gracias a los que se llevan involucrando tantos años en este gran proyecto.

  2. ¿Puede haber algo mejor para nuestra comunidad que demostrar en plena Tierra de Campos que se puede llevar a cabo un pedazo de festival como este, con nivel de compañías, con compromiso social y sostenible, con una dirección brutal, moderno, alternativo, original y llevado a cabo en lugares llenos de poesía y belleza? Ojala todo siempre fuese así… Larga vida al FETAL!!

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: