Entradas etiquetadas: Ana Escalera

Desde el fondo del saco

Por JUANA G. LINARES.— La autora escribe una crítica tras asistir a la representación de ”El Patio”, a cargo de Teatro Corsario y bajo la dirección de Javier Semprún, el pasado 23 de agosto en el Patio Corsario del vallisoletano Barrio de Girón.

Desde el fondo del saco

Por JUANA G. LINARES.— La autora escribe una crítica tras asistir a la representación de ”El Patio”, a cargo de Teatro Corsario y bajo la dirección de Javier Semprún, el pasado 23 de agosto en el Patio Corsario del vallisoletano Barrio de Girón.

Rosario Schlatter muestra en Sevilla su colección de “Crisálidas”

Por CONCHA RUESGA.— Las ninfas artísticas de la artesana Rosario Schlatter ya se han convertido en adultas y pueden verse, en diálogo con las fotografías de Ana Escalera hechas sobre las mismas obras de barro y lino, en el espacio social de Curadas de Espanto, de Sevilla, dedicado a mujeres que han tenido o están afectadas de cáncer de mama. Bajo el título de “Crisálidas”, la exposición muestra 23 piezas y 7 imágenes en gran formato.

Rosario Schlatter muestra en Sevilla su colección de “Crisálidas”

Por CONCHA RUESGA.— Las ninfas artísticas de la artesana Rosario Schlatter ya se han convertido en adultas y pueden verse, en diálogo con las fotografías de Ana Escalera hechas sobre las mismas obras de barro y lino, en el espacio social de Curadas de Espanto, de Sevilla, dedicado a mujeres que han tenido o están afectadas de cáncer de mama. Bajo el título de “Crisálidas”, la exposición muestra 23 piezas y 7 imágenes en gran formato.

“La gente de mi barrio”. Fotografías de Ana Escalera

Por JUANA G. LINARES.— En ocasiones, los fotógrafos orientan su oficio a recoger con su cámara paraísos lejanos, tribus no contaminadas por la civilización o líderes mundiales que deciden nuestro destino. Ana Escalera prefirió fijarse en quienes viven cerca de su casa. Quiso fotografiar a sus vecinos no por sus apellidos ni por tener sino por ser, por estar a su lado durante tantas horas al día.

“La gente de mi barrio”. Fotografías de Ana Escalera

Por JUANA G. LINARES.— En ocasiones, los fotógrafos orientan su oficio a recoger con su cámara paraísos lejanos, tribus no contaminadas por la civilización o líderes mundiales que deciden nuestro destino. Ana Escalera prefirió fijarse en quienes viven cerca de su casa. Quiso fotografiar a sus vecinos no por sus apellidos ni por tener sino por ser, por estar a su lado durante tantas horas al día.

Japón, donde los deseos se esconden

Por JUANA G. LINARES.— A primeros de junio, la profesora Juana G. Linares y la fotógrafa Ana Escalera emprendieron rumbo a Japón para aproximarse a sus culturas. Una de las primeras percepciones fue darse cuenta del profundo e inevitable choque de contrastes. En su crónica viajera constatan el amor que los japoneses profesan a los bosques, mientras se les educa para la contención emocional en público; combinan tradición y vanguardias; cultivan el silencio, el respeto, la discreción en el orden y el refinamiento en diferentes situaciones. La autonomía es otra de sus convicciones.

Japón, donde los deseos se esconden

Por JUANA G. LINARES.— A primeros de junio, la profesora Juana G. Linares y la fotógrafa Ana Escalera emprendieron rumbo a Japón para aproximarse a sus culturas. Una de las primeras percepciones fue darse cuenta del profundo e inevitable choque de contrastes. En su crónica viajera constatan el amor que los japoneses profesan a los bosques, mientras se les educa para la contención emocional en público; combinan tradición y vanguardias; cultivan el silencio, el respeto, la discreción en el orden y el refinamiento en diferentes situaciones. La autonomía es otra de sus convicciones.

Pintar los sueños

Por ISAAC MACHO.— Un reportaje del periodista vallisoletano tras su visita al instituto José María Infantes, de Utrera (Sevilla), un centro de Enseñanza Secundaria con Bachillerato de Artes y Formación Profesional Básica de Jardinería y Floristería, convertido en un centro de referencia nacional y europeo en innovación educativa.

Pintar los sueños

Por ISAAC MACHO.— Un reportaje del periodista vallisoletano tras su visita al instituto José María Infantes, de Utrera (Sevilla), un centro de Enseñanza Secundaria con Bachillerato de Artes y Formación Profesional Básica de Jardinería y Floristería, convertido en un centro de referencia nacional y europeo en innovación educativa.

Conversaciones entre el barro y el lino

Por ISAAC MACHO.— Las manos de Rosario Schlatter se deslizan por el barro manso como los niños por un tobogán, disfrutándolo a tope. Los materiales con los que trabaja esta artesana para poner en pie sus creaciones son una manera de visualizar la vida, de comunicarla, de compartirla. El gozo por el gozo. Tierra, kilómetros de hilo enroscado en un cono e imaginación al servicio de la fantasía, al servicio del placer. “Crisálidas” es su última partitura.

Conversaciones entre el barro y el lino

Por ISAAC MACHO.— Las manos de Rosario Schlatter se deslizan por el barro manso como los niños por un tobogán, disfrutándolo a tope. Los materiales con los que trabaja esta artesana para poner en pie sus creaciones son una manera de visualizar la vida, de comunicarla, de compartirla. El gozo por el gozo. Tierra, kilómetros de hilo enroscado en un cono e imaginación al servicio de la fantasía, al servicio del placer. “Crisálidas” es su última partitura.

“Hijas de la arena”, un grito mudo en el desierto

Por ISAAC MACHO.— La voz de las mujeres de los campamentos saharauis, al contrario de lo que ocurre en la cultura árabe-mediterránea, es escuchada y respetada tanto en el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como en la organización de las wilayas (provincias) donde viven en pleno desierto argelino. Ellas han llamado la atención de la fotógrafa Ana Escalera en la exposición “Hijas de la arena” —que durante los próximos meses recorrerá Andalucía—.

“Hijas de la arena”, un grito mudo en el desierto

Por ISAAC MACHO.— La voz de las mujeres de los campamentos saharauis, al contrario de lo que ocurre en la cultura árabe-mediterránea, es escuchada y respetada tanto en el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como en la organización de las wilayas (provincias) donde viven en pleno desierto argelino. Ellas han llamado la atención de la fotógrafa Ana Escalera en la exposición “Hijas de la arena” —que durante los próximos meses recorrerá Andalucía—.