Rosario Schlatter muestra en Sevilla su colección de “Crisálidas”

Las ninfas artísticas de la artesana Rosario Schlatter ya se han convertido en adultas y pueden verse, en diálogo con las fotografías de Ana Escalera hechas sobre las mismas obras de barro y lino, en el espacio social de Curadas de Espanto, de Sevilla, dedicado a mujeres que han tenido o están afectadas de cáncer de mama. Bajo el título de “Crisálidas”, la exposición muestra 23 piezas y 7 imágenes en gran formato. En un abrazo, entre erótico y místico, los trabajos artesanales abren sus brazos al visitante que pasea y casi toca desde la calle estas creaciones singulares.

Por CONCHA RUESGA

Como el texto poético que dice más de lo que aparente y sigue latiendo en el lector tras el último verso, así las místicas “Crisálidas” de Rosario Schlatter, al contemplarlas, te abren puertas a un lírico misterio de incesante vida.

Sus delicadas piezas cerámico-textiles de arcilla y lino son de una incisiva sencillez cromática: escalera de notas blancas y grises que testimonian nuestra existencia, ese proceso constante de gestación y partida, vital y doloroso, espacioso y urgente.

¿Qué mensaje nos dicen sus objetos? En cada uno hay un cuento escrito con palabras de lino en renglones de arcilla. La elaboración paciente y ágil, minuciosa y apasionada evidencian la intuición sabia y la maestría, a un tiempo inocente y traviesa.

Quietud y movimiento, hondura y superficie, volumen y hueco, útero y falo, ausencia y presencia, continuidad y rasgadura, filamentos y masa, raíces escondidas y brotes germinales, escalas que ascienden y telares ocultos en miniatura, luz y oscuridad, silencio y música expresan lo indecible y lo real, el devenir y la memoria, el canto místico y la belleza lúbrica.

En un desgarrador símil entre la experiencia de las mujeres que pasan o han pasado por el cáncer de Curadas de Espanto –sociedad limitada- y el intrincado mundo de la creación, Amalia M. Caballos deja su huella literaria en la siguiente poesía

Una mujer en metamorfosis
que mira atónita,
que no se lo cree,
que niega,
que se enfurece,
que llora,
que se encoge en su tristeza
y vulnerable y desalentada,
teje con mimo su capullo.

Una mujer en metamorfosis
que se interroga,
que afronta,
que atisba algo de luz,
que sabe que aceptar no es resignarse,
que decide emerger
cual mariposa y alzar el vuelo,
para ser la protagonista
de la trama que media entre el nacer y el morir,
para ser la dueña de su vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por su parte, Laura Lahoz pone también su acento en el poderoso universo creativo de Rosario Schlatter en unos versos bautizados como κεραμος (keramos: vasija de arcilla)

Una delicada urdimbre da paso
mientras la tierra avanza.
La gama de grises perfila las siluetas,
las piezas giran y se abren.
La trama abraza las muescas
ceniza, óxido y herrumbre.
Al mirar un latido uniforme
otorga música sobre los silicatos de terracota.
Las manos moldean
una base caliza
que mira al tiempo.
Recipientes alineados
colman el presente,
brindan a la memoria
la capacidad serena.

  • “Crisálidas” puede verse en la sede de Curadas de Espanto (calle Francos, 39, Sevilla) hasta finales de junio de 2017, en horario comercial.
  • curadasdeespanto.com

Exposición “Crisálidas”. Fotografía: Marina Sanz.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: