“Hijas de la arena”, un grito mudo en el desierto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La voz de las mujeres de los campamentos saharauis, al contrario de lo que ocurre en la cultura árabe-mediterránea, es escuchada y respetada tanto en el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como en la organización de las wilayas (provincias) donde viven en pleno desierto argelino. Ellas han llamado la atención de la fotógrafa Ana Escalera en la exposición “Hijas de la arena” —que durante los próximos meses recorrerá Andalucía—. A través de sus retratos, la fotógrafa pide una solución a sus 40 años de olvido internacional.

Por ISAAC MACHO

Ojos quietos, turbadores, capaces de pintar e iluminar el desierto, que ya es decir; una anciana con un rostro aturdido de experiencias adversas pero sosegado, sabio, paciente; pupilas que dejan transitar imágenes rivales capaces, pese a todo, de saludarte con dulzura; una joven, desafiante, orgullosa, corta conscientemente las alas de sus sueños bajo su melfa azul; un corazón con trenzas adornadas con cinta roja, habitante de niña, avizora el horizonte como adulta, lejos… Son seres humanos, retratos, que forman parte de la exposición Hijas de la arena, escritas por la cámara de Ana Escalera.

Para encontrar el origen de este trabajo hay que remontarse al otoño del pasado año cuando la fotógrafa Ana Escalera y la profesora de Lengua y Literatura Españolas, Juana García Linares, presentaron el proyecto “El papel de la mujer en los campamentos saharauis”, para participar en las actividades de los Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sáhara Occidental, Artifariti 2015, organizado por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla.

La propuesta tenía como objetivo ofrecer una visión femenina de la vida en los campamentos de refugiados del Sáhara en los últimos 40 años, toda una vida atemorizada por la piedra salvaje del desierto y la ceguera de los mandatarios internacionales. Sin embargo, las lluvias torrenciales de finales de octubre de 2015 modificaron, en cierta manera, los planes. Las inundaciones generalizadas en la zona provocaron devastadores efectos en las frágiles construcciones de adobe y, unos días después, los visitantes tuvieron que convivir con la plaga de insectos.

Fueron 10 días de noviembre que no permitieron agotar el tintero de las esencias de la mujer saharaui. La artista hubiese querido convivir con una familia saharaui, como estaba previsto, pero los antojos de la climatología caminaron por otra senda. En todo caso, sí consiguió “captar el alma de aquellas personas: su alegría de vivir y la dignidad de todas ellas sin depender de cómo iban vestidas o cuál era su situación económica de extrema precariedad”, anota García Linares.

Para la autora de estas instantáneas, Hijas de la arena trata de dar a conocer la vida de las mujeres saharauis a lo largo de varias generaciones: aquellas que vivieron el exilio al huir del Sáhara tras la ocupación marroquí en 1975; las niñas que conocieron aquella forzosa hégira y que ahora son madres en los campamentos y, por último, quienes ya nacieron en las llanuras del desierto de piedra argelino, cerca de Tinduf, y que tienen totalmente desmitificado el paraíso del que sus padres hablan cuando se refieren a una situación que se prolonga por espacio de cuatro décadas.

En las fotografías de la muestra, Ana Escalera ve “el espíritu de supervivencia de un pueblo que mantiene incólume su cultura, gracias a la labor de la mujer como guardiana de esos valores que ha logrado transmitir a sus hijas”.

“He querido aportar un granito de arena a la situación en la que viven estas mujeres olvidadas y ayudar, en la medida de mis posibilidades, a que se conozca también su realidad política de negación sistemática de los derechos humanos”, reivindica.

“A mí, que vengo del mundo del retrato, esta colección de fotografías me ha sacudido profundamente porque me he dado cuenta que estas imágenes pueden hacer reflexionar a otras personas en otros lugares del mundo, al margen de la cuestión estrictamente estética”, señala también en voz alta.

Esta profesional, retirada ya del trabajo monótono del estudio fotográfico, ha encontrado nuevos retos artísticos a lo largo de múltiples viajes por el mundo, el último de los cuales ha sido a los campamentos de refugiados del Sáhara. Esta travesía, por la dureza y luz del desierto argelino, le ha servido para darse cuenta de lo “afortunada que soy y de la lección de vida que me han dado las mujeres saharauis, ya que, mientras en el mundo occidental estamos acostumbrados a quejarnos por necesidades artificiales y tonterías, en sitios tan alejados como este siento que entienden mejor que nosotros cuáles son los valores verdaderamente importantes de la existencia”.

A Ana Escalera le sorprendió la capacidad de transformación de estas mujeres, su entereza y su inteligencia para sustituir espacios inhóspitos por lugares habitables, muy frágiles, eso sí, a pesar de las severas condiciones de vida en los campamentos. Los desastres producidos por las intensas lluvias en octubre de 2015, fueron una demostración de esa fatigosa lucha meteorológica que mantiene a estos paisajes, en su opinión, “llenos de vida y color”.

La exposición Hijas de la arena, en colaboración con Canal Sur, recorrerá las capitales andaluzas durante este y el próximo año, excepto Córdoba. Durante este periplo, sus fotografías pretenden “alzar la voz al mundo, como un grito gigantesco, denunciando la injusta situación por la que pasan los saharauis que fueron expulsados de su tierra, sin que la ONU sea capaz de llevar a efecto el referéndum prometido y tantas veces retrasado sine die”, concluye sus explicaciones con aires de protesta.

En la actualidad, esta autora está enfrascada en el proyecto de retratar a la gente del barrio sevillano que vive y circula por las inmediaciones de la sevillana Alameda de Hércules.

El cartel.

El cartel.

Recorrido y fechas de la exposición “Hijas de la arena”:

  • 5-15 abril 2016: Canal Sur de Huelva, C/ Carretera Huelva-San Juan del Puerto, km. 6,36.
  • 4-24 mayo 2016: Canal Sur de Jaén, Prolongación Avda. de Granada. Recinto Institución Ferial, s/n.
  • 1-19 junio 2016: Canal Sur Almería, Calle Pilarica, s/n.
  • 21 junio-17 julio 2016: Canal Sur Televisión Sevilla, Carretera San Juan de Aznalfarache-Tomares, Km 1,3. 41920 San Juan de Aznalfarache (Sevilla)
  • 1-22 diciembre 2016: Canal Sur Cádiz, C/Carpinteros de Ribera, 2.
  • 1-26 marzo 2017: Canal Sur Málaga, Avda. de Velázquez, 307
  • 4-23 abril 2017: Canal Sur Granada, Urbanización Bola de Oro. C/ Calle Laguna de Aguas Verdes, 15.

  1. Pingback: “Hijas de la arena”, un grito mudo en el desierto | Voz del Sahara Occidental en Argentina

  2. Pingback: Hijas de la arena, Ana Escalera – Mírame y sé color

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: