Experiencias desde el Sur

La vallisoletana Carmen Alonso. Foto: Laura Fraile.

La vallisoletana Carmen Alonso. Foto: Laura Fraile.

Por LAURA FRAILE
(www.ultimocero.com)

Eva Vázquez y Carmen Alonso tienen al menos dos cosas en común: ser de Valladolid y haberse trasladado hace un año a Ecuador y Etiopía, respectivamente, por motivos laborales.

En el caso de Eva, ésta viajó a Quito para trabajar como representante de Entrepueblos en el país, organización de la que formaba parte desde hacía cinco años. “Allí trabajo con organizaciones locales en temáticas como la defensa del territorio frente a los procesos extractivistas, la soberanía alimentaria, el feminismo o la incidencia política. Acompaño a organizaciones del movimiento indígena, ecologistas (como Acción Ecológica) o del feminismo comunitario (como la Asamblea de mujeres populares y diversas)”, explica Eva desde Valladolid, donde ha pasado recientemente unos días aprovechando su viaje a España para participar en la XXV Asamblea general de Entrepueblos.

“Se trata de establecer relaciones bilaterales, no tanto transferencias de Norte a Sur sino también de Sur a Norte, aprovechando las aportaciones de las organizaciones desde la reciprocidad e intensificándolas”, añade Eva.

Fruto de este trabajo han sido por ejemplo las campañas internacionales de denuncia de ciertas compañías petroleras, como es el caso de la campaña Repsol mata, realizada para denunciar los impactos en los territorios donde está instalada esta empresa. “Hacemos denuncia de la situación desde aquí y desde allí”, indica Eva.

Otra de sus líneas de trabajo es la de la soberanía alimentaria: “La entendemos como el derecho de los pueblos a defender sus propias políticas de alimentación, apostando por un rechazo a los transgénicos. También hacemos un acompañamiento en la recuperación de las semillas autóctonas, apostando por la comercialización agroecológica y participando en mesas de trabajo interdisciplinarias para incidir en legislaciones locales vinculadas con la ley de la soberanía alimentaria”, explica.

También ofrece apoyo a las organizaciones de feminismo comunitario, incidiendo en una mirada antipatriarcal, anticolonial y antiracista, orientada al trabajo con las mujeres indígenas y en la puesta en marcha de escuelas de formación política para estas mujeres.

Otra de las áreas desde las que se realiza denuncia es la del extractivismo, para lo que se sirven de unas visitas muy especiales. “Allí se organizan los toxitours, donde se visitan explotaciones petroleras de la Amazonia para ver su impacto en las poblaciones locales, las cuales repercuten en el aumento de los índices de cáncer o en la incapacidad de cultivar las tierras por su alta contaminación. También están los chanchotours, donde se visitan las zonas de producción intensiva de ganado porcino, viendo su impacto en la calidad del agua, la alimentación o en cómo afecta esta explotación a los comercios locales”, concluye Eva.

En el caso de Carmen, ésta viajó a la localidad etíope de Meki para trabajar en una guardería. “En realidad, ésta fue mi segunda vez. La primera vez estuve hace dos años dentro de un proyecto de formación de maestras en desarrollo infantil y modificación de conducta en el que participé a través de una beca de cooperación de la Universidad de Salamanca”, comienza aclarando. Cuatro meses de estancia le sirvieron para tener un primer contacto con un país al que regresaría poco tiempo después.

En su segundo viaje retomó el mismo proyecto para incorporarse en una guardería recién construida y perteneciente a las instalaciones del orfanato `Let children have home´, en el que actualmente viven casi cuarenta niños con unas edades que oscilan entre los diez meses y los quince años. “Dentro del proyecto hay una clínica pediátrica que ofrece atención a personas en estado de desnutrición y que incluye un servicio de farmacia, está el orfanato y también la guardería, que es donde trabajo yo junto a cuatro maestras locales y donde atendemos a una veintena de niños con edades de seis meses a tres años”, explica Carmen.

“Dentro de la guardería damos clases en amárico y algunas horas en inglés. Buscamos que aprendan desde su contexto, desde su realidad, desde las situaciones de la vida cotidiana. Atendemos a niños que proceden de familias monoparentales con una situación social y económica complicada, ofreciendo un servicio gratuito”, añade. Su intención es quedarse allí hasta finales de junio. “Quiero regresar a España por una temporada”, concluye.

Más información:

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: