Ética en las Artes Escénicas

 yo+etico

Por MADGALENA ALEJO

No hay un código deontológico establecido en el teatro. No me refiero a un convenio laboral sino a un código de buena praxis en las artes escénicas. Yo, al menos, lo desconozco. No hay reglas preestablecidas de buenas costumbres o hábitos saludables en el mundo de  la escena. Puede haber tradiciones, que a veces son ley, reglas orales transmitidas de generación en generación de teatreros sobre cómo actuar. No me refiero en la interpretación, sino en el oficio de ser artista, ensayos, relación con los compañeros, con otras compañías, etc.

Es un aspecto que echo en falta en estos momentos, no solo en esta modalidad artística, reflejo de la sociedad, caracterizada por el actual declive en la coherencia, ética y moral del individuo. La deontología en la profesión no puede quebrantarse y empezar a debilitarse porque vengan malos tiempos, no debe ir unido. La ética debe estar por encima, si me apuran, del hambre.

Es el único legado que podemos aportar al resto de seres humanos en este arte efímero por naturaleza. Si entramos en el juego institucional de más actuaciones por menos dinero, más calidad por menos actores, de dar nuestro brazo a torcer por menos compañerismo, y hacer más quebrantamientos de nuestro oficio por menos queso para repartir con el resto de profesionales, vamos mal.

No nos caracterizamos por ser una profesión corporativista. Si uno no lo hace ya irá otro a realizarlo. Si hay que ayudar a alguien, que sea a las compañías consolidadas, esta frase se ha oído en los pasillos de la Junta de Castilla y León en más de una ocasión y se ha reflejado en los medios de comunicación de la región, para escarnio de la profesión y regocijo de las instituciones que nos contemplan como seres sumisos, bufones de corte a su servicio. Todavía me estomaga recordar esta expresión.

Perdido, está todo perdido, y por eso mismo es el momento de crear de acuerdo a nuestras propias inquietudes, a nuestras propias creencias. Dar el paso de crear según entendemos este arte que educa, da vida y es parte de la cultura de cualquier país.

Hay una frase célebre que dice: conocerás al ser humano por lo que hace y no por lo que dice… ha llegado el momento de hacer más y decir menos. Ánimo valientes.

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: