‘Poema roto’, por Toño Morala

© Fotografía: Eloísa Otero.

A la entrada de una casona, un poco más allá de Riello (con Toño y Mar). Fotografía: Eloísa Otero.

Por TOÑO MORALA

POEMA ROTO

Cuánto duelen algunos seres deshumanizados…

Entonces el sufrimiento se posa sobre el corazón, y no hay palabras

que reconforten tanto hastío, vacío y dolor.

De esa manera ocurre que uno vuelve a la memoria y a los recuerdos como asidero para respirar.

Recuerdas cuando hacíamos noviembre entre remolinos de hojas muertas,

y dibujábamos corazones en el vaho de los cristales de las ventanas de la soledad.

Éramos tan inmensamente niños que la inocencia jugaba a la comba con nosotros.

En los confines de lo humano, no necesitábamos nada más para abrazar una tierna y pálida felicidad.

Ahora, casi es una vida póstuma, esta que nos imponen…

Habrá que calzar de nuevo los viejos zapatos, esos roídos por los tropiezos

con las piedras diarias, y dejarse llevar  por ellos…

Ellos saben los caminos de regreso, y así nos convertimos en trotamundos de nosotros mismos, sin llegar a ningún sitio.

— — —

  1. OTOÑO es la lumbre
    que alcanza dulcemente
    las escombreras del frío
    y se bebe el mosto
    de los soles maduros
    haciendo añicos mi nostalgia
    Las alhacenas de la luz
    son frecuentadas entonces
    por los animales enfebrecidos
    y solo los arboles aborígenes
    aguantan tanta muerte en celo.

    Otoño
    adora
    el sexo
    de la lumbre

    Este hocico húmedo
    orada la piel de octubre
    hasta alcanzar
    las semillas del inicio
    sus afrutados cielos

    Y al fondo del bosque
    resplandece
    la fragua de los sueños

    La muerte en noviembre
    tiene la brutal inocencia
    del que llega y espera
    hasta que tu enciendas
    la luz de su cocina.

    (un saludo a vuelta de un magnifico presente)

  2. Precioso poema, entre la nostalgia llena de ternura y la dura realidad.

  3. el rafa

    Toño y Juan Carlos, gracias por estar y mostrar.

  4. El Pájaro

    Muy bello Toño, pero te aseguremos que haremos noviembres y noviembres a pesar de esos, aunque no lleguemos a parte alguna. Salud

  5. Anónimo

    MARAVILLOSO. El poema extraordinarioy, el rapsoda, sublime. Abrazos, Toño.

    Azucena M.R.

  6. Amor Rodriguez

    Fantastico tu poema como nacido del alma……….abrazos Toño

  7. Luis Nieto del Valle

    La inocencia perdida… no era más que ignorancia
    sobre la maduración de un proceso;
    aunque nos duela haber perdido
    esa felicidad del no saber.
    ¿Nos guiarán nuestros viejos zapatos?
    ¿Serán ellos -como duendes- los que nos digan…
    lo que hemos de hacer? ¿o calzaremos
    una nueva cobardía?
    No hacen falta respuestas… Tan sólo se levantan
    los que no tienen nada, ni zapatos.
    Es entonces, cuando se camina decididos
    hacia un nuevo amanecer

    (…con un abrazote añadido)

Deja un comentario y fírmalo con tu nombre o no saldrá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: